Tras fallo de juez, EU reanuda solicitudes para DACA

Compartir

El presidente Donald Trump hoy dio por 'muerto' el acuerdo migratorio en favor de los 'dreamers', que se han esforzado por lograr durante meses legisladores estadounidenses, y acusó a la oposición demócrata de frenarlo y que amenaza con un cierre del gobierno este viernes. Este es el momento pero, día tras día, están desperdiciando la gran oportunidad que tienen.

Las palabras de Trump fueron muy criticadas por legisladores demócratas y algunos republicanos, como la legisladora haitiano-estadounidense Mia Love, quien dijo que no podía "defender lo indefendible".

"No creo que los demócratas realmente quieran ver un acuerdo sobre DACA -prosiguió-".

"DACA" es el acrónimo de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, un programa de 2012 que otorgó a los extranjeros que entraron en Estados Unidos como menores de edad un permiso legal para residir y trabajar en el país. Una gran oportunidad perdida.

Las conversaciones también están vinculadas a las negociaciones para el presupuesto del gobierno, que deben cerrar el 20 de enero, y Trump fijó un plazo que vence en marzo para llegar a un acuerdo, o las personas beneficiarias del DACA comenzarían a ser deportadas.

Desalojan puestos de venta en Liniers e incautan la mercadería
El operativo fue ordenado por el Fiscal General Adjunto, a cargo de la Fiscalía General, Luis Cevasco . Los manteros y puesteros denunciaron la destrucción de sus puestos de trabajo.

Los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, en inglés), emitieron un comunicado en la noche de este sábado en que anunciaban la reanudación de la aceptación de solicitudes para DACA, aunque solo a aquellos que hubieran gozado ya de sus beneficios con anterioridad.

"Yo, como presidente, quiero que la gente que venga a nuestro país sea para ayudarnos a convertirnos en un país más fuerte y maravilloso de nuevo, gente que venga a través de un sistema basado en el mérito".

Las conversaciones quedaron además en entredicho tras las revelaciones de que Trump calificó los lugares de origen de los migrantes como países "shithole" (de mierda), lo que produjo reclamos de Haití, El Salvador y naciones africanos.

El mandatario negó haber hecho las declaraciones, pero el senador demócrata de Illinois, Dick Durbin, quien estaba en la reunión de la Casa Blanca, afirmó el viernes que el presidente "dijo estas cosas llenas de odio y las repitió varias veces".

Compartir