Donald Trump abucheado en el Foro Económico Mundial en Davos

Compartir

El mandatario aseveró que Estados Unidos nunca hubo mejor coyuntura, gracias a que su gobierno está eliminando "leyes estancantes", dijo.

Los comentarios de Mnuchin se produjeron un día después de que los líderes europeos, sin mencionar específicamente a Estados Unidos, emitieron una advertencia contra el ascenso del nacionalismo y el proteccionismo.

Poco antes de la llegada de Trump el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, provocó olas en los mercados cuando dijo que no estaba preocupado por la debilidad del dólar, haciendo caer el billete verde.

En su esperada alocución, Donald Trump, advirtió sin embargo que no tolerará más que se incumplan las reglas comerciales y abogó por restaurar la "integridad" del sistema comercial para conseguir un comercio "justo y recíproco" para que no solo funcione en beneficio de su país, sino también para todos.

El mandatario republicano dijo recientemente que no asistiría a una visita de perfil bajo para inaugurar una nueva embajada estadunidense en Londres debido a que no aprobaba la ubicación o el costo del edificio. Así que creo que está muy claro. "Por otra parte, intentamos defender los intereses de Estados Unidos", agregó el funcionario.

Pero Trump aseguró que las palabras de Mnuchin "fueron sacadas de contexto" y que quiere "un dólar fuerte", en una entrevista a la cadena CNBC. "Pero la diferencia es que ahora las tropas estadounidenses van al frente".

Vestidos de mujer, asaltan un casino y se llevan 200.000 dólares
Los delincuentes también sustrajeron las armas de los guardias de seguridad. Además, en la camioneta, había varios billetes quemados.

"No es un público especialmente bien predispuesto", asegura William Allein Reinsch, del Center for International and Security Studies.

La acogida de Trump podría ser mucho más fría que la cálida acogida que tuvieron dirigentes como el presidente francés, Emmanuel Macron, o el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, que reclamaron una globalización más justa, capaz de reducir las crecientes desigualdades en el mundo.

Trump dijo más tarde que desea ver un dólar más fuerte.

En lo económico, Trump, el primer presidente de EE.UU. en hablar en Davos desde de Bill Clinton en 2000, sacó a relucir el buen estado de la economía estadounidense, los récords que baten las bolsas y los "históricamente bajos" niveles de desempleo que él se atribuye tras un año en la Casa Blanca.

Trump también aprovechó su estancia en Davos para reunirse con los primeros ministros de Reino Unido e Israel, sus aliados tradicionales.

"Ahora es el mejor momento para llevar su dinero, sus empleos y sus negocios a Estados Unidos", dijo, destacando recortes de impuestos y una regulación más laxa como un impulso al clima de inversión.

Compartir