Se desploma el Dow Jones por casi 1 200 puntos

Compartir

También las bolsas chinas reaccionaron con una evolución negativa: el índice Shanghai Composite retrocedió un 2,15 por ciento, hasta 3.412,55 puntos, el Shenzhen Composite bajó un 2,71 por ciento (1.757,3); y el Hang Seng Index hongkonés descendió un 4,95 por ciento (30.653,3). El índice S&P 500, que representa a las 500 empresas más grandes de Estados Unidos, subió un 0.42 % a 2,660.10 puntos después de una caída del 4.1 % la víspera. Las pérdidas en Wall Street arrastraron a los mercados internacionales.

Pese a las profundas caídas, las acciones cerraron por encima de mínimos tocados durante la sesión.

La sesión estuvo centrada en una ola de ventas durante gran parte de la jornada, que se agudizó en las tres últimas horas, y especialmente en los últimos 60 minutos, cuando la caída del Dow Jones pasó rápidamente desde los 700 puntos hasta casi 1.600.

Este índice registró ayer la mayor caída en puntos de su historia, que repuntó hacia el cierre de las operaciones, pero había alcanzado un hundimiento de hasta 6,1 % intradía. No fue el único índice que se agitó a la baja en Wall Steet. El Nasdaq, donde cotizan las tecnológicas, se derrumbó 3,78 por ciento.

Este lunes, el Dow tuvo su mayor caída en un solo día de toda la historia, 1.597,08 puntos, superando el récord previo de 1.089,42 puntos del 24 de agosto de 2015. En la bolsa de Milán, el FTSE Mib cayó un 1,64%, hasta 22.822 puntos. El índice ya venía con bajas, producto de la toma de ganancias.

Abanicos rojos en los Goya, por más mujeres en la industria
La competición por el mejor filme se anuncia no obstante reñida en esta cita, que es el equivalente español de los Óscar.

El récord anterior de pérdidas diarias de puntos se estableció el 29 de septiembre de 2008, al comienzo de la crisis financiera mundial, cuando el Dow cayó 777.68.

- La caída del Dow Jones de este lunes coincidió con la llegada de Jerome Powell como Presidente de la Reserva Federal y el temor por la posible subida de tasas a mayor velocidad.

Aunque fue una jornada de extrema volatilidad en las bolsas de Estados Unidos, los analistas también coinciden en que si bien hubo pánico y mucha incertidumbre, no se trató de un "lunes negro" ni de un descalabro mayúsculo.

El informe de nóminas no agrícolas de Estados Unidos del viernes mostró que los salarios crecieron a su ritmo más rápido en más de ocho años, alimentando las preocupaciones de que tanto la inflación como las tasas de interés podrían subir más rápido que lo esperado.

Compartir