La tormenta solar podría afectar a las auroras boreales — Estados Unidos

Compartir

Si estuviéramos hablando de una tormenta solar intensa sí tendríamos que tener los focos amarillos prendidos, pero estas tormentas son las que no podemos predecir todavía.

El fenómeno se originó la semana pasada tras una enorme explosión en la atmósfera del Sol conocida como erupción solar, la más grande registrada en el año según el Daily Mail.

La tormenta geomagnética que se espera a partir de mañana tiene su origen en estructuras llamadas "hoyos coronales", que giran con el eje del Sol.

Las tormentas magnéticas, indicó Américo González, son corrientes de viento solar que interaccionan con el campo magnético de la Tierra ocasionando auroras boreales y algunas afectaciones menores en telecomunicaciones.

"Estas tormentas geomagnéticas son eventos comunes, cotidianos en esta parte del ciclo, incluso este fenómeno se ha registrado cada 27 días en los últimos dos meses anteriores, y es por esto que puede predecirse y puede anunciarse con tanta antelación que va a ocurrir un fenómeno o una tormenta magnética".

Turista tuvo a su hijo en el mar
La secuencia muestra que la madre sale del mar en bikini en dirección a donde está su hijo. Las impactantes imágenes del alumbramiento fueron compartidas en Facebook .

Una tormenta magnética es una perturbación en la magnetosfera. provocada por el aumento en la expulsión de partículas solares ya sea por una onda de choque de viento solar o por una eyección de masa coronal solar.

Una tormenta solar de intensidad extrema, como el evento Carrington en 1859, se traduciría en efectos devastadores sobre estos sistemas tecnológicos causando un apagón global de aproximadamente 10 años.

Ciudad de México (Agencias).

Es importante resaltar que la actividad solar no produce ninguna especie de alteración física sobre la corteza del planeta ni modifica alguna otra propiedad como geomagnetismo o anomalías gravitacionales relacionadas con las placas tectónicas, es decir, quienes quieren encontrar una relación entre la actividad solar y los sismos, solo muestran un gran desconocimiento sobre las propiedades de la actividad solar y cómo se generan los sismos. Al no tratarse de un fenómeno explosivo, sus efectos en el planeta son mucho menores a los que podrían ocasionar las tormentas solares.

PIE DE FOTO: México publicará en la segunda mitad de 2018 su Manual de Gestión de Riesgos de Desastres de Clima Espacial, informó Américo González Esparza.

Compartir