La Fed sube la tasa; advierte preocupación por aranceles

Compartir

La Reserva Federal de EE UU decidió ayer una nueva subida de los tipos de interés de 25 puntos básicos, hasta una horquilla del 1,5% al 1,75%, para tratar de enfriar la actividad económica, neutralizar la inflación y sus expectativas, y prolongar el ciclo alcista de la economía.

La Fed pronosticó al menos otras dos alzas para 2018, elevando la confianza en que los recortes de impuestos y el gasto gubernamental impulsarán la economía y la inflación de Estados Unidos.

"La orientación de la política monetaria sigue siendo expansiva, apoyando así las sólidas condiciones del mercado laboral y el regreso sostenido a una inflación del 2%", indicó el comunicado.

Con ello, espera que las condiciones económicas evolucionen de una manera que garantice aumentos graduales adicionales en la tasa de fondos federales; es probable que la tasa de los fondos federales permanezca, por algún tiempo, por debajo de los niveles que se espera que prevalezcan a largo plazo. Se mantuvo estable en tres, pero elevó su proyección de dos a tres alzas en 2019.

Jona Dos Santos, Aquino y Damm causan baja del Tri
El futbolista no podrá tener actividad física durante una semana por lo que se determinó que inicie su proceso de recuperación lo más pronto posible.

El movimiento constituye el cuarto incremento en los últimos 12 meses y el sexto desde que la Fed comenzó el proceso de normalización de su política monetaria en diciembre del 2015.

A pesar de que se había especulado con que la Fed subiera los tipos hasta en cuatro ocasiones este año, el organismo insistió en que habrá tres subidas, aunque avanzó que en 2019 se realizarán tres también, en vez de las dos pronosticadas anteriormente.

El aumento de las tasas era ampliamente esperado.

Mientras que Daniel Lombana, analista de Acciones y Valores, manifestó que no se espera una fuerte volatilidad con la decisión por lo que es probable que después de la reunión de la Fed el dólar se ubique en niveles cercanos a $2.845. Sin embargo, el comunicado insiste que con llegará a la meta de 2% a "mediano plazo". "No puedo ser más preciso que eso", añadió. "Un giro hacia el proteccionismo implicaría un elevado riesgo para la productividad y el crecimiento potencial de la economía mundial", dijo el 8 de marzo apenas el gobierno del presidente Donald Trump anunció la imposición de aranceles a la importación de aluminio y acero.

Compartir