Caen dos sospechosos de brutal asesinato de octogenaria sobreviviente del Holocausto — Francia

Compartir

Muestras de afecto con la familia de Mireille Knoll.

Hasta el momento, dos hombres fueron detenidos y en las próximas horas comparecerán ante un magistrado para enfrentar posibles cargos de "asesinato relacionado con la región de la víctima", así como robo con agravantes y destrucción de propiedad, según informaron fuentes judiciales a la agencia AFP.

La marcha, en la que participaron líderes de las comunidades y representantes electos con sus signos distintivos, partió de la Plaza de la Nación rumbo al edificio donde vivía Kroll en el este de París.

La mujer de 85 años vivía sola en un apartamento del este de París y según la autopsia fue apuñalada varias veces. Luego de muerta el apartamento fue incendiado.

Knoll fue asesinada "porque era judía", víctima del "oscurantismo bárbaro" que también llevó la semana pasada al asesinato de un gendarme en un atentado yihadista, aseguró el miércoles el presidente de Francia Emmanuel Macron, en un homenaje en París al militar. Las dos personas quedaron detenidas a disposición de la justicia, de acuerdo a lo solicitado por la fiscalía.

Russian hit squad put poison on Sergei Skripal's front door, police believe
Officers are examining more than 5,000 hours of closed-circuit television and more than 1,350 seized items, police said. The pair were poisoned March 4 after being exposed to what British police believe was a military-grade nerve agent.

La anciana, quien nació en 1932, escapó de la Redada del Velódromo de Invierno en 1942 en París -en la que, por orden de los ocupantes alemanes, los policías galos detuvieron a unos 13 mil judíos; luego, Knoll huyó a Portugal.

Sin embargo, una nieta de Mirelle Kanol, Noa Goldfarb, escribió en Facebook que su abuela fue asesinada por un vecino que es musulmán. Su presunto cómplice lo acusó de haber gritado "Alá Akbar" al cometer los hechos, según una fuente cercana a la investigación.

El cuerpo de Mireille Knoll, de 85 años, fue encontrado parcialmente carbonizado en su casa de la capital francesa.

La presencia en la marcha de la líder ultraderechista Marine Le Pen, cuyo partido, el Frente Nacional, minimizó en el pasado asuntos como las cámaras de gas nazis, y del dirigente del izquierdista Francia Insumisa, crítico con Israel, Jean-Luc Mélenchon, provocó los abucheos de algunos de los asistentes.

"La sobrerrepresentación de antisemitas tanto en la extrema derecha como en la extrema izqierda vuelve infrecuentables a ambos partidos", había declarado el Consejo Representativos de las Instituciones Judias de France (CRIF). Por su parte, el ministro de Interior, Gerard Collomb, afirmó que 'atacar a un judío es atacar a Francia y a los valores que constituyen el fundamento mismo de la nación'.

Compartir