Confirman proxenetismo en divisiones menores de Argentina

Compartir

La policía argentina arrestó a un árbitro de fútbol implicado en una red de prostitución infantil con jugadores de un equipo juvenil perteneciente a un conjunto de primera división. El acto sucedió en una casa ubicada en Chascomús 33, en el barrio Los Troncos del Talar de General Pacheco, en el partido de Tigre. El otro es su abogado, acusado de destruir un celular clave para la investigación, por lo que está imputado por "encubrimiento agravado".

El caso, caratulado como abuso sexual y facilitación de la prostitución de menores, está a cargo del juez Luis Carzoglio y la fiscal es María Soledad Garibaldi y hasta el momento tiene un sólo detenido: el juez asistente Martín Bustos.

Garibaldi señaló que también permanece prófugo un relacionista público porteño, a quien también se le realizó un allanamiento en su domicilio, y otro hombre sospechoso, cuya casa fue allanada a la madrugada en La Plata.

La fiscal Garibaldi recorrió la pensión en la que se alojan los divisiones inferiores de Independiente en Villa Domínico, y donde habrían sido captados los menores abusados, donde tomó contacto directo con los adolescentes que se alojan en el lugar.

El escándalo por abuso de menores estalló hace 6 días.

La fiscal dijo que las víctimas "recibían botines a cambio de sexo"
Garibaldi advirtió de que "esto podría afectar a seis clubes de Primera, pero en (categorías) inferiores". Me dijeron que en el ambiente se sabía que pasaba", sostuvo.

La fiscal fue consultada también sobre si en la causa hay involucrados famosos o personalidades del deporte.

El Club Atlético Independiente emitió un comunicado en el que afirmó que irá "hasta las últimas consecuencias" para resolver "este tipo de acciones que involucran a la institución en temas tan delicados".

Además, la funcionaria judicial no descartó que hechos del mismo tenor estén ocurriendo en otros clubes de fútbol.

Garibaldi advirtió de que "esto podría afectar a seis clubes de Primera, pero en (categorías) inferiores".

La imputación actual del miembro de la Asociación Argentina de Árbitros es por el supuesto delito de abuso sexual, lo que tiene una pena máxima de 20 años y por esta condición suma un agravante en su causa actual.

Compartir