Ricky Martin confiesa cómo se enamoró de Jwan Yosef

Compartir

Ricky aseguró además que el no aceptar su sexualidad y estar constantemente manipulándose a sí mismo también afecta sus relaciones sociales. El cantante puertorriqueño realizó un excelente trabajo interpretando a Antonio D'Amico, quien fuera pareja de Gianni Versace durante 15 años, en la serie sobre el modisto italiano de "American Crime Story".

En la misma entrevista contó que conoció a su esposo, Jwan Josef, a través de Instagram y que se trató de amor a primera vista, luego de que después de varios meses de mensajes de texto decidió conocerlo en persona. "Yo era un hombre gay encerrado, que me escondía de mis compañeros", afirma. "Tenía relaciones con otros hombres que estaban en el armario y tenía otras relaciones con hombres que no estaban en el armario, pero que por mí volvieron al armario", explico Ricky. "Lo que mató a Gianni Versace fue la homofobia". No es la forma en la que murió, es la forma en la que permitieron que pasara. Tenemos que tener cuidado porque la historia tiende a repetirse, Gianni Versace fue asesinado por un hombre que estaba en la lista de los 'Más Buscados' del FBI. "Esto es lo que me enfurece", concluyó¿Qué hombre lo hizo pensar que era gay? Se casó el año pasado con el artista sueco Jwan Yosef.

¡Causa revuelo nuevo adelanto de la bioserie de Luis Miguel!
Tras pasar entre la gente llegan al automóvil, donde la pareja se toma de la mano, aunque Luis Miguel suelta la mano de ella y mira por la ventana.

"Lo contacté y hablamos durante seis meses". "No fue nada sexy, nada sexual". "¡Al parecer, él dijo exactamente lo mismo!". "Lleva seis meses esperando ese momento y fue muy romántico". Además, ha explicado que a sus hijos -los gemelos Matteo y Valentino-, que nacieron a través de un proceso de gestación subrogada, les habla a menudo sobre la diversidad de modelos de familia. No era capaz de abrirle la puerta a ninguna relación, y no me refiero solo a las románticas, hablo de cualquier tipo de conexión, porque no quería que nadie llegara a conocerme demasiado.

"No me dejaba conocer por nadie, no podía estar más de dos horas conviviendo con un productor o un director, porque pensaba que pronto se darían cuenta de mi naturaleza". "Perdí tanta energía tratando de manipular mi sexualidad", dice; sin embargo, se armó de valor y dejó de sentir que su homosexualidad era una carga.

Compartir