El partido gobernante en Armenia anuncia que apoyará candidatura del líder opositor

Compartir

- La capital de Armenia recupera hoy la normalidad tras el llamamiento del líder opositor, Nikol Pashinián, a poner fin a las manifestaciones hasta el día 8, cuando espera ser investido primer ministro con los votos del gobernante Partido Republicano (PR).

El bloqueo incluye el servicio de trenes subterráneos y los accesos al aeropuerto, también se ha cortado el acceso a diferentes instalaciones gubernamentales.

"La multitud en las calles de la ciudad ondeaba banderas armenias, sonaban bocinas y gritaban "¡Armenia libre, independiente!".

"La gente no abandonará, las protestas no se apagarán", dijo a la AFP Serguéi Konsulian, un empresario de 45 años.

Manifestantes cantan y bailan en las cercanías del aeropuerto en las afueras de Ereván.

El parlamento no pudo reunirse el miércoles por falta de quorom, debido al rechazo del Partido de la Prosperidad a participar.

Canciller dominicano se reúne en Beijing con Vicepresidente de China
En este nuevo escenario, una de las grandes incógnitas era qué iba a pasar con los estudiantes dominicanos becados por Taiwán . Estas son el producto de una consultada amplia y larga en todos los sectores políticos y económicos del país del Caribe.

De no ser elegido ninguno, el siguiente paso la disolución del Parlamento y serán convocados nuevos comicios legislativos anticipados.

Los manifestantes aseguraron que permanecerán en las calles el tiempo que sea necesario para expulsar a las élites gobernantes del poder y conseguir que el líder opositor Pashinián sea elegido primer ministro.

Después de un referendo celebrado en diciembre de 2015, Armenia transitó de un sistema semipresidencialista a uno parlamentario en el que la oficina del primer ministro ostenta la mayor parte del poder ejecutivo en el país, siendo la presidencia un puesto en gran medida ceremonial. El Partido Republicano de Sargsián afirmó que no era un candidato adecuado para el cargo.

Muchos opositores guardan en la memoria la muerte de diez manifestantes en 2008 en enfrentamientos con la policía, cuando Sarkisian acababa de obtener su primer mandato presidencial.

Pashinián pasó entonces a la clandestinidad durante varios meses antes de entregarse. Fue encarcelado, pero en 2011 quedó en libertad gracias a una amnistía. Ahora ven que es posible.

Compartir