Trump llama 'patriotas' a portadores de armas

Compartir

Se trata de la llamada Asociación Nacional del Rifle (NRA) al declarar que "mientras sea presidente, la Segunda Enmienda Constitucional, sobre la venta y uso de armas de fuego, nunca estará bajo asedio".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reiteró su firme apoyo al derecho de portar armas y su compromiso para las elecciones intermedias durante un discurso en Dallas, ciudad de Texas.

En la participación del actual mandatario estadounidense, que sería la segunda que hace en la Asociación Nacional del Rifle, refrendó su postura de defender la Segunda Enmienda de la Constitución, la cual garantiza el derecho de los ciudadanos a poseer y portar armas, y que es el tema central de la 147 reunión anual de la NRA.

Manuel Oliver, cuyo hijo estaba entre las 17 personas asesinadas en febrero en la escuela secundaria de Parkland, Florida, fue uno de los líderes de la manifestación, en la que organizaron la puntgura de mural con temática antiviolencia. "Trump ha ignorado la súplica de los jóvenes, quienes exigen leyes de control de armas".

Trump acudió por segundo año consecutivo a esta cita, después de que su presencia el año pasado en Atlanta, Georgia, le convirtiera en el primer mandatario estadounidense en participar en este evento desde el expresidente número 40, Ronald Reagan (1981-1989).

Johnny Herrera y Mauricio Pinilla quedan descartados para el duelo ante Racing
El delantero tiene ambos tobillos lesionados y se espera que su reemplazo sea Isaac Díaz. El meta arrastraba dolores lumbares que le hicieron perderse el duelo ante la Academia.

Los detractores señalan la ironía de que a los asistentes de dicha celebración se les prohíbe ingresar con sus respectivas armas.

"Puede que tengamos que cerrar nuestro país para aclarar esto", insistió el magnate. "Pero tienes que darles una oportunidad (de responder)", remarcó ante aplausos y expresiones de felicidad de su público.

Paradójicamente, las armas estarán prohibidas en el sitio de la convención, conforme a órdenes del Servicio Secreto, el cuerpo policial de élite encargado de la protección de las altas autoridades en Estados Unidos.

Poco antes del discurso de Trump, el vicepresidente, Mike Pence, estuvo en la convención, donde se quejó que la prensa daba demasiado espacio a las víctimas de los tiroteos y muy poco a "la buena gente" con armas.

La reunión anual de la NRA continuará hasta el domingo con conferencias y debates, además de unos 800 expositores que muestran todas las novedades en dispositivos, materiales y accesorios del sector armamentístico.

Compartir