Trump agradece a Corea del Norte anuncio de desmantelamiento de campo nuclear

Compartir

El presidente estadounidense, Donald Trump, agradeció la decisión de Corea del Norte de desmantelar su centro de pruebas nucleares y se refirió al suceso como "un gesto gentil" a pocas semanas de su previsto encuentro con el primer mandatario de ese país el 12 de junio en Singapur.

El régimen de Kim Jong-un anuncia una nueva medida para la desnuclearización de la península coreana.

El proceso incluye el derrumbe de los túneles, bloqueo de las entradas y eliminación de todas las áreas, centros de investigación y estructuras de unidades de guardia en el terreno.

A la cita estarán invitados periodistas de Corea del Sur, Estados Unidos, China, Rusia y el Reino Unidos para comprobar el procedimiento.

Si bien la promesa de Corea del Norte de deshacer sus sitios de prueba se considera un gran avance, los expertos también han dicho que es difícil verificar la palabra de Kim.

Trump officials prepare for Singapore summit with North Korea
He said the regime realized that releasing the prisoners was the right move, and it would buy them substantial global goodwill. Kim met South Korean President Moon Jae-in at the end of April at a building in Panmunjom known as the Peace House.

Trump dijo el jueves que: "La reunión muy anticipada entre Kim Jong Un y yo ocurrirá en Singapur el 12 de junio".

Los comentarios de Moon tuvieron lugar mientras que los partidos opositores, liderados por el principal partido opositor, Partido de Libertad Surcoreana, afirman que el diálogo en curso con el Norte podría tener como objetivo ayudar al gobernante Partido Democrático en las próximas elecciones para alcaldes y gobernadores, que se celebrarán un día después de la cumbre entre Pyongyang y Washington.

Kim comenzó el giro diplomático a principios de año, cuando anunció la participación de su país en la Juegos Olímpicos de Invierno en Corea del Sur, en febrero pasado, cuando las delegaciones de los dos lados de la frontera desfilaron juntas en la ceremonia inaugural.

El anuncio de Kim Jong-un respecto a que Corea del Norte deja de hacer pruebas nucleares y de misiles balísticos generará titulares cargados de entusiasmo, pero una mirada al historial de ese país debería reducir las expectativas. Toda una rápida sucesión de acontecimientos con los que busca desligarse de las sanciones internacionales que se apilaron en su contra, a medida que avanzaba el proyecto nuclear.

Corea del Norte lleva mucho tiempo queriendo ver el fin de la presencia militar estadounidense y el paraguas nuclear sobre el Sur, pero invadió a su vecino en 1950 y es la única de las dos Coreas que posee armas nucleares. Los hombres, a quienes Trump describió como rehenes, fueron entregados al recientemente confirmado secretario de Estado, Mike Pompeo, en su segundo viaje a la capital norcoreana para prepararse para la cumbre.

Compartir