Samsung, condenada a pagar a Apple US$ 533 millones por violar patentes

Compartir

En total serán unos 538 millones y medio de dólares los que el gigante coreano deberá embolsar de forma inmediata a Apple, y es que en este juicio lo único que cabía determinar era la cuantía de la susodicha indemnización. Agradecemos al jurado por sus servicios, y estamos contentos de que estén de acuerdo en que Samsung debería pagar por copiar nuestros productos. Una infracción de patentes, relacionadas con el diseño, es lo que posicionó a Samsung como culpable de haber copiado el diseño del primer teléfono inteligente de Apple.

En 2012, un jurado federal dio la razón a Apple, al asegurar que su rival le había copiado el diseño de algunos dispositivos para sacar al mercado once modelos, como el Galaxy S II. Samsung aceptó la acusación, pero sólo aceptaba pagar una parte del valor, es decir, 28 millones de dólares.

El tema llegó hasta la Corte Suprema de Estados Unidos, que en 2016 determinó que una corte inferior debía revisar 399 de los 548 millones de dólares. Samsung ha contraatacado: "La decisión de hoy se opone a un fallo unánime del Tribunal Supremo a favor de Samsung sobre el alcance de los daños a las patentes de diseño".

Curry leads Warriors' onslaught over Rockets
Rockets coach Mike D'Antoni admitted his team had been battered - but insisted they could recover. His mother, Sonya Curry, was pleased with her son's performance, but not with his mouth.

Ante esta situación, representantes de Samsung comentaron lo siguiente: "Consideraremos todas las opciones para obtener un resultado que no obstaculice la creatividad y la competición justa para todas las compañías y consumidores".

La mayoría del pago por daños y perjuicios se debe a que se encontró que la empresa surcoreana infringió las patentes de diseño de Apple. En marzo de 2010, Samsung presentó su Galaxy S (GT-I9000), un dispositivo con algunas características muy vistosas.

A este veredicto se suman otros anteriores como otra multa obtenida por Apple a finales del año pasado, cuando un tribunal determinó que Samsung debía pagar 120 millones de dólares por infringir la patente que cubre el gesto en iOS de deslizar el dedo para desbloquear la pantalla de un dispositivo. "Si bien no se trata de una gran cantidad de dinero, Samsung ha infringido millones, millones y millones de veces", explicó antes del juicio el abogado de Apple, Bill Lee.

Compartir