AFIP confirmó que subirá cada trimestre el impuesto a los combustibles

Compartir

Por recomendación del Ministerio de Hacienda, que dirige Nicolás Dujovne, la AFIP actualizará mañana 1º de junio un 6,7% el monto del Impuesto a los Combustibles (ex ITC).

Los precios de los combustibles volverán a aumentar mañana en toda la Argentina debido a que mañana comienza a regir la reforma tributaria, que aumenta -entre otros- un impuesto con incidencia directa sobre los valores de naftas y gasoil. El litro de nafta súper superará los 28 pesos en la Ciudad de Buenos Aires. A partir de la suba del Impuesto a los Combustibles, el Tesoro recaudará en junio más de $ 600 millones adicionales, según estimaciones.

"Los cambios en el impuesto a los combustibles derivan de la reforma tributaria aprobada por el Congreso a fines del año pasado". Se reemplazó así el viejo sistema de alícuotas que servían para calcular, vía porcentajes, los impuestos en base al precio de venta de los combustibles a la salida de refinería. No obstante, dicho acuerdo, vigente hasta el 1° de julio, es ajeno a la fórmula de actualización del impuesto a la comercialización.

Elecciones en Colombia: Así votaron Bogotá, Medellín y otras grandes capitales
Si lo anterior no aplicara, en el caso de Iván Duque , los 7.569.693 votos que recibió le representarían un total de 20.438'171.100 pesos.

A esas cuatro subas por la mayor carga impositiva, habrá que sumarle a los precios las variaciones que experimenten el valor del petróleo, el tipo de cambio oficial y de los biocombustibles, con los que se cortan las naftas y el gasoil. La implementación de la reforma generó un mes de delay. No está en las facultades de la Afip legislar sobre cuestiones impositivas.

La preocupación por el aumento de combustibles había llegado por las declaraciones de Gabriel Bornoroni, director ejecutivo de la Federación de Expendedores del Centro de la República (FECAC), quien aseguró al diario La Voz que el incremento iba a ser del 12% en escalas a partir de un 5% en julio. Es que el atraso en surtidores ronda el 25% por la devaluación del peso (el dólar se apreció casi un 23% desde mediados de abril) y la escalada del precio internacional, que orilló los 80 dólares y ayer cerró a 77,50 dólares.

Compartir