Mariano Rajoy deja la presidencia del Partido Popular

Compartir

El expremier Mariano Rajoy anunció hoy que abandona la presidencia del Partido Popular (PP) en sus primeras declaraciones tras dejar La Moncloa. Ha llegado el momento de poner punto final a esta etapa. Esto se debe a que Sánchez optó por la fórmula acordada por la Casa del Rey en julio de 2014, que habilitó la opción a los altos cargos de no jurar o prometer ante la Biblia y la cruz si no lo desean. "Cumpliré mi mandato del PP hasta el día que se elija a mi sustituto", dijo Mariano Rajoy.

Además del plano económico, el nuevo presidente tendrá que hacer frente a la patata caliente de Cataluña, uno de los principales quebraderos de cabeza de Rajoy en la legislatura. Según Rajoy, ahora se abre una nueva etapa de incertidumbre porque "va a a gobernar alguien que ha perdido las elecciones". Así, ha asegurado que Rajoy se trata de "una persona íntegra, honesta, que ha sido un verdadero servidor público de los españoles". Igualmente, aunque no haya miembros de Podemos, este partido se comprometió a mantener el apoyo. Una coyuntura que "puede favorecer a Ciudadanos y perjudicar al PP", en su opinión. Todo eso, ha asegurado, sólo hace aventurar "más inestabilidad" y "más dificultades".

"El presidente ha demostrado una grandeza humana y política que es muy importante", ha dicho Feijóo, que es quien concita más apoyos internos, a la salida de la reunión del comité ejecutivo.

Sessions: DOJ Is 'Pleased' At Supreme Court's 'Masterpiece Cakeshop' Ruling
While the court sided with Phillips in this case, Kennedy warned it could come to a different conclusion in similar future cases. But, "he simply declines to express messages or celebrate events that violate his deeply held beliefs", she said.

CATALUNYA El líder del PP ha considerado "inquietante" la fragilidad política del nuevo Gobierno cuando la situación "en Cataluña y, sobre todo, en las calles de Cataluña dista mucho de estar calmada".

Partidos independentistas (PdeCat, Bildu y ERC), nacionalistas vascos conservadores (PNV), y grupos antiausteridad (Podemos y Compromís) han unido sus votos a los de Sánchez con el único objetivo de expulsar a Rajoy de la presidencia, pero la acción de gobierno estará previsiblemente en entredicho por sus distintas sensibilidades políticas. Sin olvidarse de la disolución de ETA, de lo que también ha presumido. "Seguimos siendo el primer partido de España, contamos con mayoría absoluta en el Senado, tenemos dirigentes preparados y por tanto no hay motivo para el desánimo". "Ahora toca defender estos resultados de la tarea de demolición anunciada" por el Gobierno de Pedro Sánchez. Rajoy, que también se felicitó por haber evitado un rescate al país (aunque no uno a su banca), haber gestionado el relevo en la jefatura del Estado o las cenizas de ETA, pidió al PSOE que no deja ahora a "España en caída libre". Rajoy se va porque una moción de censura lo ha arrebatado el Gobierno de las manos.

Compartir