Murió el cardenal emérito nicaragüense Miguel Obando y Bravo

Compartir

Fue ordenado sacerdote en 1958, obispo en 1968 y proclamado cardenal en 1985 por el desaparecido papa Juan Pablo II. Rivas presentó su renuncia, después de 23 años como funcionario, el 31 de mayo después de evitar las comparecencias públicas a lo largo de 205 días. Tiempo después, la acercó a su pecho y aquella lo mató.

Obando y Bravo nació el 2 de febrero de 1926 en el municipio de La Libertad, en la provincia central de Chontales.

El Cardenal Brenes colocó encima del féretro la casulla, el báculo y la mitra con la que el Cardenal Obando ofició muchas eucaristías durante su más de 50 años vida religiosa.

El Prelado afirmó que el Purpurado se destacó por su "protagonismo como defensor de los derechos humanos" y su "labor pastoral y humanitaria como mediador, testigo de las conversaciones y acuerdos para alcanzar la paz en Nicaragua".

Se le reconoce su intervención humanitaria para aminorar la crudeza del conflicto bélico antes del inicio del Régimen revolucionario.

Secretario general de OEA pide al Estado "detener la violencia" en Nicaragua
Al menos 16 personas murieron por la represión de las protestas convocadas durante el Día de la Madre. Ha pedido a las autoridades que garanticen su pronta liberación.

El mandatario Ortega envió sus condolencias a la CEN por la muerte de Obando y Bravo, a quien el propio jefe de Estado designó como presidente de la Comisión de Paz y Reconciliación en Nicaragua. "Mediador entre el Gobierno de Nicaragua y la Resistencia Nicaragüense para obtener la Paz", dice la biografía citada por la agencia de prensa religiosa.

Sin embargo, la también teóloga Michelle Najlis, aseguró entonces que era un "capellán del gobierno". En el período de la revolución contra Somoza tuvo una posición neutral que fue criticada.

El arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes, dedicó la misa de este domingo en la parroquia Jesús Sacramentado, en Managua, al descanso eterno del cardenal Miguel Obando y Bravo.

Al celebrar la Misa este 3 de junio, el actual arzobispo de Managua, el Cardenal Brenes, recordó a su predecesor como "un hombre de Dios, un hombre que amó intensamente a Jesucristo, un hombre intensamente mariano".

Hoy lunes, a las 9:00 a.m., se celebrará la Santa Misa en la Catedral Metropolitana de Managua y luego el cuerpo del Cardenal Obando y Bravo será sepultado en el Campus UNICA.

Compartir