Detienen en Alemania al presidente de Audi

Compartir

Hace una semana los agentes policiales registraron la vivienda de Stadler, que es desde hace once años presidente de Audi, y de otro miembro del comité ejecutivo de la compañía alemana, y se incautaron de pruebas. "Cada uno de ellos está acusado de fraude y falsificación indirecta de certificados". Lo mismo que el actual jefe del consejo de vigilancia del grupo, Dieter Poetsch y el presidente de Volkswagen, Herbert Diess.

La detención se ha hecho efectiva casi 1 año después de que varios de los principales fabricantes de vehículos se comprometieran con la VDA (Asociación de la Industria Automovilística alemana) a pagar una cierta cantidad para actualizar 5 millones de vehículos de acuerdo a la normativa.

Junto con el allanamiento de los domicilios de los CEO de Audi, las autoridades ingresaron a sus lugares de trabajo, incluida la sede principal del fabricante en Ingoldstadt.

Toyota ya ha anunciado que dejará de comercializar vehículos diésel en suelo europeo en 2018. A principios de febrero, ya se registraron la central de Audi en Ingolstadt y las oficinas en la fábrica de Neckarsulm.

La fiscalía de Múnich dijo que Stadler fue detenido porque los investigadores veían riesgo de destrucción de pruebas, sumiendo de nuevo a Volkswagen (VW) en una crisis de liderazgo.

[US-NK Summit] Trump, Kim formed 'special bond' in historic meeting
Japanese Prime Minister Shinzo Abe famously served Trump hamburgers on a visit to Japan a year ago . President Donald Trump and North Korean leader Kim Jong Un pledged to work for denuclearisation.

Volkswagen se declaró culpable de los cargos presentados en su contra en Estados Unidos y dos gerentes de la automotriz cumplen condena en penales estadunidenses.

Según Stadler, recién se enteró de la manipulación "cuando estalló el escándalo".

El ministerio fiscal alemán ha incluido al presidente de Audi en la acusación de fraude y publicidad falsa en la que se encuentra inmersa la marca de vehículos premium, y asegura que todos los sospechosos están siendo investigados por su papel en la comercialización de los vehículos afectados.

Se sospecha que Stadler tenía conocimiento de la manipulación en Europa, después de que saliera a la luz en EEUU, pero no ordenó que se interrumpieran las ventas.

Compartir