Hombres armados asaltan a periodistas que cubren las manifestaciones en Nicaragua

Compartir

La delegación gubernamental, encabezada por el canciller Denis Moncada, que ha culpado a la población de todos los actos violentos registrados desde el 18 de abril pasado, cuando se inició la crisis, leyó los comunicados de la Dirección General de Bomberos y de la Policía Nacional sobre esos hechos. Otras organizaciones humanitarias ubican en 200 la cantidad de muertos y más de un millar de heridos.

La paz se ha extraviado por "esta invasión de malos sentimientos, invasión de odio que hemos tenido y que tenemos que ver y reconocer como invasión de malignidad, de espíritus que no son positivos, de espíritus malignos que quieren el mal, y quieren que reine el mal en Nicaragua", dijo la también primera dama, conocida por su supuesta afición al esoterismo.

"El sistema judicial nicaragüense está corrompido y colapsado y no podemos esperar absolutamente nada, por eso es importante que organismos como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos nos ayuden a impartir justicia y señalar a los culpables", agregó Medina.

Rosario Murillo, vicepresidente de Nicaragua, atribuyó la crisis a una invasión de "espíritus malignos".

"Esto es crucial para lograr que se detenga la represión y el derramamiento de sangre, y que se garantice una investigación independiente y la seguridad de los ciudadanos", indicó la Alianza por la Justicia y la Democracia, que aglutina a los universitarios, empresarios, sociedad civil y campesinos de Nicaragua.

En tanto, Estados Unidos volvió a condenar la violencia "patrocinada por el Gobierno" en Nicaragua, especialmente un incendio de una casa que también funcionaba como negocio en el que este sábado murieron seis personas en Managua.

Bolivia no admite que el Silala sea un río internacional — Morales
China se convirtió en el tercer país que visita el presidente Evo Morales , desde que emprendió viaje rumbo a Rusia el pasado 12 de junio.

También se pronunció el departamento de Estado de los EE.UU., con un comunicado: "Advertimos un generalizado reclamo de los nicaragüenses por elecciones anticipadas".

La Conferencia Episcopal de Nicaragua, que actúa como mediadora en la crisis, informó que las partes habían llegado a un acuerdo, que implica el levantamiento de las barricadas -la principal forma de protesta de la oposición- y la llegada "inmediata" de la OEA, la ONU y la UE.

La CIDH ya visitó Nicaragua en mayo y elaboró un informe preliminar "demoledor" que señala a Ortega de ordenar posibles ejecuciones extrajudiciales durante las protestas que llevan dos meses pidiendo su salida, pero su mandato es "reducido" y "se limita solo a informar de lo que pasa", explicó el académico.

El líder estudiantil Lesther Alemán demandó al Ejecutivo una respuesta concreta del cese a la represión, porque mientras dialogan continúan las muertes y la violencia.

Esos organismos ayudarán a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a esclarecer lo sucedido e identificar a los responsables de las cerca de 200 muertes que deja el conflicto, algo a lo que el Gobierno se había negado hasta que no se levantaran los bloqueos que cercenan las principales ciudades del país.

Esa coalición condicionó su permanencia en el diálogo al cumplimiento de los acuerdos alcanzados hasta ahora y aceptados por el Gobierno.

Compartir