Nicaragua: Ortega busca controlar la ciudad de Granada

Compartir

Seis ciudades fueron atacadas por las "fuerzas combinadas" del Gobierno de Nicaragua, con un saldo de al menos 3 muertos, a horas de que se reinicie hoy el diálogo nacional con la presencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para superar una crisis que ha dejado más de 218 muertos.

Dos estudiantes murieron y otros 15 resultaron heridos en el ataque a la casa de estudios, mientras que los otros fallecidos se reportaron en los barrios de la ciudad, lugar donde se produjo la muerte del menor de edad, ocurrido por un impacto de bala en la cabeza.

Las "fuerzas combinadas" del Gobierno están compuestas por policías, antimotines, parapolicías, paramilitares y grupos de choque oficialistas.

Las protestas comenzaron el 18 de abril contra una reforma al sistema de seguridad social, pero se ampliaron para demandar justicia por las muertes y la salida del poder de Ortega, a quien acusan de instaurar, junto a su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo, un gobierno autocrático y corrupto. Al pueblo lo están masacrando. a los jóvenes.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) envió a cuatro sacerdotes a la zona. "Estamos siendo asediados. Es una guerra muy desigual", dijo el muchacho en los predios de la UNAN, quien lleva 50 días en barricadas custodiadas por decenas de jóvenes con morteros artesanales.

"Es imprescindible (.) que (el gobierno) nos comunique oficial y formalmente su aceptación a la propuesta que, recogiendo los sentimientos de la inmensa mayoría de los nicaragüenses, le presentamos el 7 de junio", subrayaron los obispos en un comunicado.

Inauguraron la nueva embajada de Uruguay
Vázquez , en la cumbre de jefes de Estado del Mercosur y Estados Asociados que finalizó el lunes en Asunción, capital de Paraguay, donde su país asumió la presidencia pro témpore del bloque, enfatizó la necesidad de adelantar las negociaciones comerciales con China, país al que calificó como "el principal socio del Mercosur".

En tanto, dirigentes de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia anunciaron la suspensión de una "Marcha de las flores" prevista para la tarde de ayer en Managua en memoria de las víctimas de la violencia, ante el riesgo de nuevos ataques, como ocurrió el 30 de mayo contra una manifestación pacífica en la capital.

Las conversaciones han sido suspendidas en tres ocasiones, la última una semana porque el gobierno no había invitado a organismos internacionales como la CIDH a investigar los hechos de violencia, pero el pasado miércoles accedió finalmente a hacerlo.

Durante una sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), el embajador de EEUU ante el organismo, Carlos Trujillo, consideró que Ortega debe convocar elecciones "anticipadas y libres" para poner fin a la violencia que se ha cobrado 212 vidas en dos meses.

Asimismo, manifestó su preocupación por la violación al derecho a la salud y por la denegación de atención médica y las represalias contra personal público por abstenerse de cumplir órdenes contrarias a los derechos humanos, además de actos de censura, actos de hostigamiento contra personas defensoras de derechos humanos, irregularidades en el inicio de las investigaciones respecto de los asesinatos y lesiones ocurridos en este contexto.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo a su vez que el tiempo va en contra de Nicaragua y subrayó que se necesita una respuesta política para resolver las tensiones en el país centroamericano.

Compartir