Ordenaron reunificar a menores inmigrantes separados de sus padres en 30 días

Compartir

La orden especifica que los agentes tienen que detener la separación de padres e hijos "si no hay pruebas objetivas de que un progenitor no es apto", "reunificar a las familias con hijos menores de cinco años en 14 días" y a las que tienen hijos mayores de esa edad en 30 días, y "permitir a los padres hablar con sus hijos por teléfono en 10 días".

Un juez federal de San Diego ha presentado una orden cautelar que obliga al Gobierno de EE UU reunir a todos los niños y padres que fueron separados como consecuencia de la política migratoria impartida por la Administración de Trump conocida como "tolerancia cero" contra todos los migrantes indocumentados que cruzaran la frontera entre EE UU y México. "Los demandantes han demostrado una probabilidad de éxito sobre el fondo, un daño irreparable y el equilibrio de las acciones y el interés público pesan a su favor, lo que justifica la emisión de un requerimiento preliminar", dictaminó el juez.

Se destaca que esta decisión no interfiere el procesamiento legal de quienes cruzaron ilegalmente las fronteras de EEUU.

"Por el contrario, la orden se refiere solo a las circunstancias bajo las cuales el gobierno puede separar a los miembros de la clase de sus hijos, así como a la reunificación de los miembros de la clase que regresan a la custodia de inmigración una vez finalizado el proceso penal", se añadió.

"Los medios de noticias están saturados con historias de familias inmigrantes separadas en la frontera". Los funcionarios electos están influyendo.

Morena Rial efectuó dos denuncias contra su padre en la Justicia
A través de su cuenta de Instagram , la hija de Jorge Rial compartió el delicado momento que atraviesa . La joven presentaba un cuadro severo de anemia , según los médicos que la atendieron.

No obstante, los fiscales generales de los estados notaron que el decreto de Trump no incluye a familias que ya se han roto, ni impide que la práctica se vuelva a utilizar en el futuro.

La jueza también fue muy crítica con el intento de la administración de implementar la nueva política.

Más de 2.000 niños han sido separados de sus padres en las últimas semanas y colocados en albergues contratados por el gobierno, a cientos de millas de distancia, en algunos casos, bajo una política ahora dejada de lado hacia familias detenidas tras cruzar ilegalmente hacia Estados Unidos.

"La triste realidad es que bajo el sistema actual los niños migrantes no son contabilizados con la misma eficiencia y precisión que las propiedades", declaró el magistrado, según reporta The New York Times. Ciertamente eso no puede satisfacer los requisitos del debido proceso.

Compartir