Saavedra: El futuro político de Carles Puigdemont es dudoso

Compartir

Con la decisión quedan levantadas las órdenes internacionales de arresto emitidas contra Puigdemont y cuatro ex miembros de su gobierno: Toni Comín, Lluís Puig y Meritxell Serret, instalados en Bélgica, y Clara Ponsatí, residente en Escocia.

Con el proceso contra el resto de imputados en marcha ya ante la sala de lo penal del Supremo, las opciones de Llarena para sentar a Puigdemont en el banquillo son cada vez menores: o bien esperar un supuesto golpe de suerte cuando el expresident se traslade a otro país con una legislación hipotéticamente más favorable o esperar un improbable cambio de criterio de los fugados para volver a España. Si esta situación se mantiene inalterada, Carles Puigdemont estará veinte años sin poder hacer política pero también lejos del banquillo de los acusados.

Llarena resalta que el tribunal alemán denuncia que no se aprecian en los hechos algunas de las exigencias típicas identificadas por su propia jurisprudencia, "pero silencia que no ha reclamado a este instructor que le ilustre sobre aquellos extremos de la investigación que pudieran reflejar que sí concurren esos elementos, y ello pese a que este Tribunal (en escrito de 26 de abril de 2018), comunicó al órgano judicial de Schleswig-Holstein que el relato [del auto de Procesamiento en el que se asienta la euroorden] sólo contiene los hechos que resultan de interés para el enjuiciamiento en España".

En un auto, el magistrado retira la orden europea e internacional de detención que pesa sobre el expresidente catalán, lo que significa que tendrá plena libertad de movimientos en el extranjero.

Se cayó Instagram y la gente se quejó en Twitter
Según varios reportes de usuarios en redes sociales , la plataforma de fotos y videos propiedad de Facebook , no está funcionando. Al ingresar a la aplicación desde computadores de escritorios aparece un mensaje que indica " 5xx server error ".

Es decir, ha ignorado que no debería haber entrado en el fondo del asunto y ha analizado "la intensidad" de la violencia ejercida, cuando, a juicio del fiscal, debería haberse limitado a comprobar que concurría la violencia, único requisito para autorizar la entrega por el delito de rebelión de acuerdo con el principio de doble incriminación.

"Al actuar de ese modo, el tribunal de ejecución alemán ha adelantado un enjuiciamiento que no es coherente con la cristalización progresiva de la imputación, y lo hace desde un posicionamiento desacertado", expresó el juez español en su auto. Llarena también rechaza acudir al Tribunal de Justicia de la Unión Europea a través de una cuestión prejudicial con el argumento que ese paso tendría que haberlo dado, en todo caso, el tribunal alemán (¿no será que que teme que le vuelvan a leer la cartilla?).

El juez apunta a que el tribunal alemán con su decisión pone en peligro el proyecto de "un espacio europeo sin fronteras interiores".

La defensa alemana del expresidente catalán Carles Puigdemont aplaudió hoy la decisión del juez Pablo Llarena del Tribunal Supremo español de retirar la orden de extradición contra el líder soberanista e instó a resolver el conflicto por vías políticas. Sobre este segundo requisto, desde Schleswig-Holstein llamaron la atención acerca de la orden de arresto internacional se había producido sin una orden de arresto nacional previa.

Compartir