EEUU inicia identificación de restos entregados por Norcorea

Compartir

El funcionario, que desveló aspectos desconocidos sobre el asunto bajo condición de anonimato, dijo que, junto a los restos, Corea del Norte solo proporcionó una placa de identificación militar, aunque desconocía más detalles sobre la pieza, incluyendo el nombre que figuraba en ella o si pertenecía al ejército estadounidense.

La ceremonia por el traslado de los restos de soldados americanos repatriados desde la base de las fuerzas estadounidenses en Osan hasta Hawái fue oficiada en la tarde del 1 de agosto.

El regreso de los restos se produjo 65 años después de la firma del armisticio que puso fin al conflicto y a semanas de que el presidente Donald Trump recibiese el compromiso del líder norcoreano, Kim Jong Un.

Byrd, que será el responsable de las tareas de identificación, recalcó, no obstante, que estas conclusiones obedecen a una evaluación previa realizada antes de que los restos fueran transportados a la base de Pearl Harbor, en Hawai, donde este miércoles fueron objeto de una recepción oficial.

"Sé que el presidente Trump está agradecido con que el presidente Kim haya cumplido su palabra y hoy vemos este avance tangible en nuestros esfuerzos por lograr la paz en la Península Coreana", dijo Pence, cuyo padre luchó en la Guerra de Corea.

Court ruling not needed to stop end-of-life care
The ruling by the UK's highest court upholds a judgement on the end-of-life decision-making of a man with extensive brain injury. It will now be easier to withdraw food and liquid to allow patients with prolonged disorder of consciousness (PDOC) to die.

Los cadáveres de 55 soldados estadounidenses fallecidos durante la guerra de Corea en 1950 vuelven a su país.

"Nuestro país ha trabajado sin descanso para mantener nuestra promesa de no dejar atrás a nadie", dijo Pence.

A su llegada de Corea del Norte realizada el viernes pasado, los restos fueron examinados y catalogados, hasta el martes, en la Base Aérea de Osan por la Agencia de Registro de los Prisioneros de Guerra y Desaparecidos en Combate (DPAA).

El vicepresidente, asimismo, anunció que los trabajos conjuntos de búsqueda de los cerca de 5.300 soldados estadounidenses que se estima murieron al norte del paralelo 38, suspendidos en 2007 "por las amenazas nucleares de Corea del Norte", se reanudarán pronto. También le agradezco por su agradable carta. Es la segunda reunión de este tipo desde que el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el líder de Norte, Kim Jong Un, celebraron una histórica cumbre en abril en la que se comprometieron a reducir el peligro de otra guerra en la península. En 2007, Pionyang entregó otros seis cuerpos.

Compartir