Fiscalía salvadoreña incauta propiedades de expresidente Saca

Compartir

"Tenemos información (de) que este señor Funes estaría recibiendo fondos públicos y hemos abierto una investigación al respecto", dijo a periodistas el fiscal general salvadoreño, Douglas Meléndez.

Meléndez dijo también que este es el inicio de un proceso para quitarle al expresidente y a los otros implicados todo lo que obtuvieron ilegalmente con los fondos públicos.

Que el partido ARENA le haya pedido a la Fiscalía General de la República (FGR) investigar al expresidente Elías Antonio Saca por el delito de agrupaciones ilícitas, a juicio del candidato a la vicepresidencia de GANA, Félix Ulloa, son acciones "perversas" para confundir a la población.

Franqueando una piscina dotada de jacuzzi había varios salones utilizados por la familia del expresidente Saca, como gimnasio, sala de juegos, sala de masajes, sala de belleza, bar, cuarto de música, y una sala de cine con paredes acústicas. De ese monto, unos 195 fueron cobrados en efectivo y remitidos a cuentas particulares de empleados de Casa Presidencial y luego transferidos a cuentas y empresas, algunas de Saca.

Al menos 10 muertos deja accidente de autobús en Ecuador
Deportivo Cuenca incluyó una imagen en la que pidió por la "pronta recuperación" de los heridos. Las autoridades no han precisado cuántas personas viajaban en el vehículo .

Declaró, sin la presencia de los otros seis imputados en la sala de audiencias, que el partido político que lo llevó al poder, la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), recibió “varios millones de dólares”.

También admitió que destinó dinero a empresas que no prestaban servicios al Gobierno ni al Estado, y que adquirió terrenos e inmuebles con fondos públicos. Además, pagó a Jorge Hernández, acusado en un proceso paralelo y expresentador de noticias de la principal cadena de televisión, un salario "ilegal" de 10.000 dólares mensuales para recibir una "cobertura amplia y favorable".

El exmandatario y tres de sus colaboradores aceptaron la culpa por los delitos de peculado y lavado de dinero y activos a cambio de un juicio abreviado, para reducir a diez años la pena de prisión a la que está expuesto.

"Esta mansión la denominamos como el monumento a la corrupción en El Salvador". "Así se ha manejado siempre", justificó, para hacer referencia que sus antecesores hicieron un uso similar de la partida de gastos reservados de la presidencia. Solo por evasión y elusión de impuestos no llegan a las arcas del Estado unos 2.000 millones de dólares, casi la mitad de los Presupuestos de la Nación.

Compartir