Los curas pedófilos de Pensilvania abusaban más de varones que de nenas

Compartir

La Iglesia Católica vuelve a estar en el disparadero.

El Fiscal General de Pensilvania, Josh Shapiro, aseguró en una rueda de prensa que más de 1.000 niños víctimas del abuso fueron identificados en el reporte, pero el gran jurado cree que pueden ser más.

El jurado investigador dijo que "casi todos los casos de abuso que encontramos son demasiado antiguos para someterlos a juicio". El reporte muestra una instancia en la que el sacerdote Edward George Ganster recibió una carta de recomendación de parte de su diócesis para un trabajo en Walt Disney World, uno de los destinos más frecuentados por menores en el país, pese a que las autoridades religiosas de su distrito tenían conocimiento de la existencia de denuncias hacia él.

Además, existen casos en que las víctimas eran manipulas con alcohol, pornografía y sufrían violaciones orales, anales y vaginales, en seis de las ocho diócesis de Pensilvania -entre ellas Harrisburg, Pittsburgh, Allentown, Scranton, Erie y Greensburg-.

El gran jurado señaló que considera que el número real de niños objeto de abuso podría ser de miles, ya que se perdieron algunos registros y las víctimas tuvieron miedo de presentarse. El fiscal destacó que hubo "un encubrimiento sistemático por altos cargos de la Iglesia en Pensilvania y en el Vaticano".

"No era ninguna de esas cosas". UU., casi 20 años después de que la exposición de abuso generalizado y encubrimiento en Boston sacudió a la Iglesia católica.

Muere ex luchador Jim 'The Anvil' Neidhart en accidente doméstico - Deportes - Nota
Allí se asoció con Bret 'Hitman' Hart como la mitad de la Hart Foundation, ganando el Tag Team Championship dos veces. Neidhart es el padre de la actual superestrella de la WWE Natalya y el suegro del ex luchador de la WWE Tyson Kidd.

"Es doloroso para quien sea que lo lea, en particular para los sobrevivientes a los abusos sexuales y para sus familias", indicó Vatican News, el sitio web oficial de noticias de la Santa Sede, sobre el informe de un Gran Jurado que sacó esta semana a la luz más de mil ataques perpetrados por unos 300 sacerdotes en un periodo de 70 años. Más de 1.000 menores, y posiblemente muchos más, fueron asaltados desde la década de 1940, según el informe.

Una de las presuntas víctimas, de acuerdo con el reporte, cometió un intento de suicidio mientras se realizaba la investigación.

Citamos y revisamos medio millón de páginas de documentos diocesanos internos.

Remordimiento profundo, grande tristeza, el abuso es despreciable y no tiene lugar en la Iglesia, shock, vergüenza. los obispos católicos del Estado de Pensilvania, en Estados Unidos, respondieron con palabras claras al informe sobre los abusos sexuales presentado este martes. "Subraya también la necesidad de obedecer a la legislación civil, incluida la obligación de denunciar los casos de abusos a menores", dice el comunicado.

En tanto, Wuerl ya enfrenta las acusaciones de que un predecesor, el excarcelado cardenal Theodore McCarrick, supuestamente abusó sexualmente de niños y adultos seminaristas. Monseñores, obispos auxiliares, obispos, arzobispos, cardenales han sido protegidos en su mayoría; algunos de los nombrados en este informe han sido promovidos.

"El informe será un recordatorio de los graves defectos que la Iglesia debe reconocer y por los que debe buscar el perdón", añadió.

Compartir