Francia comienza a decirle adiós al teléfono fijo tradicional

Compartir

Después de un siglo de prestar servicio conectado al cable de la línea telefónica, el teléfono fijo será retirado en Francia, país donde solamente se mantendrán los números que estén conectados a Internet. No será un cambio brusco: habrá cuatro años de tiempo antes del corte de la línea tradicional.

En dos meses se dejarán de vender las nuevas instalaciones de líneas fijas y la transformación total regirá a partir de 2023. La operación es delicada, ya que sobre 20 millones de usuarios con línea fija la mitad tiene el viejo sistema, en lugar de la conexión a Internet.

Según informó el diario Le Parisien, la empresa Orange, a cargo de la telefonía en Francia, será quien esté a cargo del cambio, por el cual los clásicos cables de cobre y los postes telefónicos quedarán en el pasado.

¡Lo pillaron! Gesto de Benjamín Vicuña delataría su "interés" por Pampita
Un inesperado "gesto" de Benjamín Vicuña hacia Carolina Pampita Ardohain revolucionó las redes sociales. Quedó de manifiesto que Vicuña , sigue de cerca acontecimientos relacionados con su mujer.

Entre nostálgicos del teléfono a la antigua y expertos que temen resistencias, no falta quien ve el riesgo de profundizar la fractura entre la Francia más moderna y metropolitana de la rural y atrasada. Quien aspire tener un abono deberá dotarse de una conexión. "Habrá que vigilar para no dejar en la calle a nadie", aseguró Olivier Gayraud, experto en comunicaciones en Francia.

"Gente poco habituada a las nuevas tecnologías, pienso en los ancianos, se encontrarán sin teléfono, justamente como se encontraron sin televisión en el momento del paso a la digital terrestre".

Para los usuarios que no tengan internet cableado en sus hogares y que si poseen teléfonos fijos, 9,4 millones de abonados, Orange le propone usar una "box".

Compartir