Lula tensa al máximo los plazos para elegir a su reemplazante

Compartir

Actualmente, con 55 años de edad, es el candidato a la presidencia de Brasil como sustituto de Luiz Inácio Lula da Silva.

Según las cifras de la encuestadora Datafolha, el voto de la izquierda, concentrado en Lula en sondeos anteriores, se podría repartir entre varios candidatos de cara a la cita del 7 de octubre.

Con la detención del expresidente, Haddad hizo valer su título de abogado para poder visitar regularmente a Lula en su celda de la Superintendencia de la policía federal en Curitiba, y poco a poco se fue convirtiendo en uno de sus principales voceros, ganándose el apoyo de los veteranos caciques del PT.

El comandante en jefe del Ejército, Eduardo Villas Boas, calificó de "intento de invasión a la soberanía nacional" el pedido de acatamiento al pronunciamiento del Comité de Derechos Humanos de la ONU y advirtió, en una entrevista publicada el domingo por el diario O Estado de Sao Paulo, que la autorización de la candidatura de Lula "afrontaría tanto la Constitución como la Ley de Ficha Limpia, quitando legitimidad (...) y dividiendo aún más a la sociedad brasileña".

"Depende de nosotros permitir que se confirme o no. Nos preocupa, porque puede comprometer nuestra estabilidad, las condiciones de gobernabilidad y de legitimidad del próximo gobierno", advirtió el general sobre la posibilidad que todavía queda de que Lula sea admitido como candidato.

Lula, quien tras las rejas mueve los hilos del partido que fundó y determina su estrategia de cara a la elección presidencial, ha mantenido viva su candidatura el mayor tiempo posible esperando transferir la mayor cantidad de votos a Haddad, un exalcalde de Sao Paulo que no es muy conocido en muchas partes de Brasil. Ante esto, bajará su postulación y consagrará a su ex ministro Fernando Haddad como candidato del PT al palacio del Planalto.

Dos fuertes sismos: 6,5 en Ecuador y 5,8 en Chile
La misma magnitud registró la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública ( ONEMI ). De acuerdo con el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional , el sismo ocurrió a las 9:12 hora local.

Esta tarde se vencía el plazo entregado por el Tribunal electoral para elegir a un sustituto, pues de lo contrario el partido de Lula se quedaría sin representación.

Bolsonaro fue acuchillado el pasado jueves, durante un acto de campaña en Minas Gerais, y está internado en Sao Paulo. No es precisamente formado en las bases del Partido Popular y al parecer tampoco era la primera opción de Lula para ser su fórmula en las elecciones, sin embargo fue elegido tras la negativa de sus cercanos aliados.

En cualquier caso, esos resultados llevarían el pleito a una segunda vuelta, que sería celebrada el 28 de octubre y en la que, según los sondeos, Bolsonaro perdería contra Gomes, Silva o Alckmin, y estaría prácticamente empatado con Haddad.

Por detrás de Bolsonaro, quien sigue ingresado en el hospital, el sondeo presenta un escenario totalmente atomizado e indefinido, con un empate técnico entre cuatro candidatos cuando falta menos de un mes para las elecciones. En efecto, ese año lo hizo en favor de Dilma Rousseff, demostrando que le resulta más fácil "hacer" un presidente que dotarlo de fortaleza; ahora lo toca intentarlo con Haddad.

Los denunciantes dicen que Haddad recibió dinero de la empresa UTC en 2013 para pagar deudas de su campaña de 2012.

Compartir