Clarens aseguró que recibía órdenes a través de Báez o López

Compartir

López lanzó esa confesión ante el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli, quienes investigan el entramado de sobornos montados por el matrimonio de Néstor Kirchner y Cristina Fernández durante sus gobiernos entre 2003 y 2015 y que involucra a una gran cantidad de ex funcionarios y empresarios hoy detenidos o imputados, muchos de ellos bajo la figura de 'arrepentido'.

El nombre de Fabían Gutiérrez también apareció a raíz del testimonio del chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno, en la llamada causa de los cuadernos de las coimas, que a su vez reabrió la causa de la valija del venezolano Antonini Wilson.

Según la declaración de López, en condición de arrepentido ante la Justicia, fue Gutiérrez quien lo llamó en nombre de Cristina Kirchner y lo citó en el Hotel City, de la calle Bolívar, donde le dijo que tenía que "mover la plata".

Y así fue. Esa noche, el 13 de junio de 2016, López recibió los bolsos en su domicilio de la capital. Según relató, se le ocurrió que el convento al que solía asistir con el ex ministro de Planificación, Julio De Vido, para hacer donativos podía ser un "lugar seguro" para guardarlo.

Luego de que, ante el Tribunal Oral Federal 1 declarara: "El dinero de los bolsos no era mío, era de personas de la política", y que asegurara que "era de personas vinculadas a la política de las cuales no puedo hablar".

Catalanes vuelven por la independencia: cerca de un millón marcharon en Barcelona
La cifra de asistentes facilitada por la Guàrdia Urbana de Barcelona es idéntica a la que ofreció el año pasado, cuando la Delegación del Gobierno en Catalunya -que en esta ocasión no ha dado ni dará datos de manifestantes- la estimó en 350.000 personas.

Apenas un tuit le alcanzó a Cristina para dejar en ridículo al presidente Macri y al juez Bonadio.

Ante la situación, el exsectretario de Obras Públicas, siempre según la columna de Morales Solá, le contó todo lo que sabía sobre las recaudaciones, cómo era el sistema, cuánto se cobraba por cada obra pública, cómo eran las licitaciones, quienes eran los beneficiarios. Tras una extensa explicación, Cristina le preguntó: ¿Vas a ser parte de la solución o del problema?. La encomienda le fue entregada en su casa, y además de los 9 millones de dólares habían numerosas joyas como relojes, gemelos, collares, anillos, aros y pulseras, todas pertenecientes a Cristina que había dado la orden de esconderlas.

Clarens declaró en la causa de los cuadernos de las coimas que José López le ordenó esta maniobra, para beneficio del programa de viviendas de Madres.

En tanto, el magistrado evalúa si pedirá el desafuero y prisión preventiva de la ex jefa de Estado, luego de que José López la señalara en su declaración como la destinataria del cobro de sobornos.

Compartir