Canciller alemana aseguró mantener profundas diferencias con presidente de Turquía — Lea también

Compartir

Ambos líderes profundizaron sus lazos económicos y políticos a partir de los acuerdos bilaterales firmados, y otros muchos que están en curso, así como por el hecho de que tanto Venezuela como Turquía sufren sanciones económicas por parte de la administración de Estados Unidos.

"No se le escapa a nadie que en nuestras relaciones, especialmente en los últimos años, ha habido profundas diferencias que persisten en la actualidad". Las diferencias sólo se aclaran hablando, agregó Merkel, que lamentó sin embargo que el acercamiento de posturas a veces tarde demasiado. Erdogan, que justificó la represión en su país tras el golpe de estado, aseguró que es importante que se respete la "independencia de la justicia" de cada país y reconoció que a él personalmente tampoco le gustan algunas sentencias, pero que se han de acatar.

Por otra parte, el presidente turco se centró en la importancia de intensificar las relaciones comerciales y pidió una "cooperación bilateral bajo el principio del beneficio mutuo".

El presidente busca inversiones en el sector energético y turistas alemanes para tratar de estabilizar su economía, así como conseguir el apoyo de Merkel para que en Bruselas se retome la renegociación de la unión aduanera.

Migraciones Perú adelanta fecha para que venezolanos soliciten el PTP
Los solicitantes no deben tener antecedentes policiales, penales y/o judiciales a nivel nacional e internacional. En este sentido los venezolanos con citas reservadas deberán consultar la nueva fecha reprogramada aquí .

El presidente calificó de "lugar de paz" la nueva mezquita, perteneciente a Ditib, asociación apoyada por el Gobierno turco, pero que está siendo investigada por la fiscalía alemana por sospechas de filtrar a Ankara informaciones sobre opositores al Gobierno turco refugiados en este país.

Turquía y Alemania manifestaron sus discrepancias en meses anteriores luego de intercambios verbales subidos de tono provocados por las críticas de Berlín al endurecimiento de la situación política en Ankara tras el fallido golpe de Estado en julio de 2016.

Hasta 4.000 policías velarán por la seguridad en Colonia con motivo de la presencia del presidente turco y los ciudadanos tendrán que contar, al igual que en Berlín con cortes de tránsito, desvíos en el transporte público y restricciones en el tráfico aéreo.

Compartir