Hablaron chilenos acusados de asesinato en Malasia: "Necesitamos apoyo y amor"

Compartir

Por medio de su madre, Fernando Candia, de 30 años, hizo llegar un mensaje pidiendo apoyo y buenas energías a sus cercanos, confiando en que todo saliera a su favor, luego de un año detenidos en Kuala Lumpur.

El detenido detalló que al volver de una fiesta la víctima fatal - una "Lady boy" como los llaman en Malasia- les pidió dinero de manera insistente e intentó atacarlos, en ese momento junto a Felipe Osiadacz lo inmovilizaron, tomándolo de los pies y manos, y esperaron que llegue la policía.

Felipe Osiadacz y Fernando Candia están presos en Malasia desde agosto pasado de 2017.

Tras un receso de un mes y medio, este jueves se reanudó en Kuala Lumpur el juicio contra los dos jóvenes chilenos acusados de asesinato.

El gran gesto de Franco Armani con un niño de Tucumán
El niño tucumano de 4 años recibió una propina de su tío para que pueda comprarse la camiseta de River Plate, club del cual es hincha.

El juez que lleva el proceso rechazó este viernes la petición de admisión de nuevas pruebas documentales solicitada por la fiscal y ante lo que la defensa alegó que "alarga el proceso y perjudica a los acusados". La fiscalía continuó hoy con la declaración de tres oficiales de policía: un operador de emergencia, un fotógrafo de la escena y otro forense. Según consigna La Tercera, en una vista con ritmo pausado, las declaraciones se centraron en aspectos técnicos y el horario de las instantáneas tomadas.

Los tribunales de justicia le dieron la opción a los chilenos, que de declararse culpables, no serán llevados a la horca, pero sí tendrían que cumplir 30 años en prisión.

Cabe destacar que también se tomó la declaración del paramédico que llegó al lugar de los hechos, quien sostuvo que la persona "ya estaba muerta" cuando arribó la ambulancia.

La abogada de los chilenos, Venkateswari Alagendra, adelantó que solicitará que el tribunal desestime la causa una vez la fiscalía termine su turno, previsto hasta el 9 de octubre.

Compartir