Banco de México mantiene su tasa de interés por resiliencia del peso

Compartir

El Banco de México dijo que, si bien se decidió por mayoría no modificar la tasa de política monetaria, se mantendrá vigilante del traspaso que se pudiese observar de los choques que han afectado a la inflación no subyacente, así como de otros elementos que pudieran afectar el comportamiento de la inflación subyacente, lo cual es especialmente relevante en un contexto como el actual, en el que la inflación subyacente se ubica por encima de tres por ciento.

De acuerdo con el Banxico, la política monetaria adoptada para mantener ancladas las expectativas de inflación de mediano y largo plazos, aunada a los compromisos fiscales y a la resiliencia que ha mantenido el sistema financiero, "han contribuido a que la economía mexicana esté en posición de hacer frente a escenarios adversos, tanto en el ámbito externo como interno".

La decisión del Banco de México se da a pesar de que en su última reunión de política monetaria la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) elevó su tasa de interés a un rango de entre 2 y 2.25 por ciento.

El organismo central refirió en el documento que aunque desde mediados del año se han registrado incrementos mayores a los previstos en los precios de los energéticos, como la gasolina y el gas LP, son temporales; no obstante, sí han repercutido en el ritmo de disminución de la inflación subyacente por los efectos indirectos que han tenido en los costos de producción y han retrasado la convergencia de la inflación general a su meta.

No obstante, la Junta reveló que uno de sus miembros votó por incrementar el objetivo en 25 puntos base.

El Papa ordena ampliar la investigación sobre abusos del excardenal McCarrick
Un mes más tarde Viganó lanzó " su bomba " sobre el papado acusando a Francisco de haber ignorado su alerta sobre McCarrick e, incluso, de haber convertido al arzobispo abusador en uno de sus consejeros.

También se podrían generar presiones en la economía en la medida en que las negociaciones salariales no sean congruentes con las ganancias en productividad, refirió el banco central.

"La evolución esperada de la inflación continúa sujeta a riesgos y a una marcada incertidumbre", señaló el texto.

"Tomando en cuenta todo lo anterior, se considera que el balance de riesgos respecto a la trayectoria esperada para la inflación mantiene un sesgo al alza, en un entorno de incertidumbre", agregó.

El banco encabezado por Alejandro Díaz de León recordó que las expectativas de inflación general para el cierre de 2018 se ajustaron al alza de 4.25% a 4.50% de julio a septiembre, mientras que las correspondientes al cierre de 2019 aumentaron de 3.60% a 3.70%.

Banxico tiene un objetivo permanente de inflación del 3 por ciento +/- un punto porcentual.

Compartir