Sentencian a ex presidente de Surcorea a 15 años por corrupción

Compartir

Se trata del cuarto ex presidente surcoreano condenado a prisión tras Chun Doo-hwan -que lideró la última junta militar hasta 1987- y los también conservadores Roh Tae-woo y Park Geun-hye, antecesora de Lee y depuesta de su cargo en 2017 debido a su implicación en el escándalo de corrupción de la 'Rasputina'.Con Park ya en prisión, la condena de Lee ahonda el pésimo balance para los conservadores surcoreanos tras su última etapa de nueve años en el poder (2008-2017). Además de la pena de cárcel, el exmandatario fue condenado a pagar una multa de 13.000 millones de wones (10 millones de euros, 11,5 millones de dólares).

La Justicia dictaminó que Lee es el dueño de facto del fabricante de autopartes DAS, compañía que encabeza el hermano del expresidente y que focaliza varios de los cargos que se le atribuían.

El tribunal lo consideró culpable de recibir sobornos del grupo Samsung para que otorgue el perdón presidencial al presidente del conglomerado surcoreano Lee Kun-hee, que había sido condenado por evasión fiscal.

Myung-bak no estuvo presente durante el fallo en protesta por la decisión de los tribunales que permitieron la emisión por televisión de la lectura del veredicto, al considerar el tema como de interés público.

Reabren Consulado de Venezuela en Miami
De por medio hubo que pagar 145 mil dólares que el Estado venezolano adeudaba a los propietarios de las oficinas por alquileres impagados desde septiembre de 2017, según informa el Nuevo Herald .

En Corea del Sur los expresidentes terminan generalmente detenidos una vez que dejan el cargo, con frecuencia luego de una alternancia en el poder.

Lee, de 76 años, ha negado haber cometido ningún delito, diciendo que la investigación que llevó al juicio fue una "venganza" motivada políticamente por el actual presidente Moon Jae-in, quien llegó a la oficina jurando limpiar la casa después del escándalo de Park y criticó previamente a Lee por una investigación a otro expresidente, Roh Moo-hyun.

La fiscalía en solicitaba que fueran 20 años de prisión la condena para el ex presidente surcoreano por un total de 16 delitos, pero se determinó que fueran solo quince.

Compartir