Apple censura las reparaciones de terceros en sus nuevos Macs

Compartir

De acuerdo con documentos oficiales obtenidos por MacRumors y Vice, los modelos 2018 de la iMac Pro y la MacBook Pro ejecutan un diagnóstico de Apple luego de haber sido reparadas para comprobar que todo esté en orden. Si el diagnóstico no se realiza o no se completa luego de la reparación, la computadora queda inutilizable, dicen los reportes. Dicho programa será provisto de manera exclusiva a las tiendas de la compañía y a los servicios técnicos autorizados por esta. El resultado será un "un sistema inoperativo y una reparación incompleta", según señala MacRumors citando la directiva para los proveedores de servicios. Aparentemente el nuevo software, llamado Apple Service Toolkit 2, es el único con permiso de Apple para trabajar en reparaciones que conciernen al T2, y sólo está disponible en el servicio tiendas de la compañía y a los servicios técnicos autorizados. Si lo haces, el sistema se bloqueará hasta que lo lleves al servicio técnico oficial, donde escanearán el PC con el software especializado de Apple para habilitar su funcionamiento de nuevo. Este chip rediseña e integra el controlador de gestión del sistema, el procesador de señal de imagen y los controladores de audio y SSD.

Con este movimiento, Apple hace imposible que un usuario con conocimientos avanzados o que una tienda independiente pueda reparar sus ordenadores. Cualquier reparación en la pantalla, la placa lógica, la identificación táctil, el teclado, la batería, el trackpad o los altavoces de un MacBook Pro, y la placa lógica o el almacenamiento flash de un iMac Pro ahora requerirán el uso de software de diagnóstico patentado.

Former England and Chelsea captain John Terry announces retirement
They will, according to the same reports, permit Henry to hire the former Chelsea captain John Terry as his assistant manager. My brother, Paul, for his help and advice throughout my career - and all my family and friends for their great support.

En declaraciones a Motherboard, el CEO de iFixit, una popular web de reparación de dispositivos, asegura que hay dos explicaciones para este movimiento: que "quieren controlar el ecosistema y hacer todas las reparaciones bajo su control" o que teman por la seguridad de los equipos, si bien no ve mucho sentido a un modelo de negocio "que no confíe en los propietarios de los dispositivos".

Compartir