Marixa Balli destapó el lado oculto de Rodrigo Bueno — Violento y celoso

Compartir

Dicho esto, Marixa Balli (49), ex novia del cuartetero personificada en la película por Jimena Barón (31), fue invitada este sábado a PH Podemos Hablar (Telefe, a las 22) y reveló dos oscuros y repudiables episodios que vivió junto a Rodrigo a raíz de sus celos e inseguridades.

En la explicación de la anécdota aclaró: "No fue que se olvidó".

Pero, si bien ocurrió no fue en el marco de un juego sexual. "No lo quería acompañar a unos shows que él tenía un viernes a la noche. Era muy celoso. Me casó la mano y me dejó esposada", dijo la morocha en el programa Podemos hablar, Telefe. Estábamos en un hotel donde él paraba.

"Entonces no te dejó esposada como un juego sexual, fue para que no salgas", intervino el conductor. "Sí, de bronca". Me llevó al lobby y me esposó a una silla, para que me acompañaran si tenía que ir al baño.

Wall Street cierra con pérdidas y el Dow Jones retrocede un 0.68%
El Nasdaq , de componente tecnológico, cayó un 1.81 %, a siete mil 879.51 puntos. Con una subida cercana al 1 %, de 0,92 %, solo destacaba por su avance Verizon .

"Lo que estás contando es 'lo peor del amor'", reflexionó Andy. "El micro de Rodrigo llegó a las diez de la noche y regresó a las siete de la mañana".

Además, recordó una vez que fue a un cumpleaños con Rodrigo y la situación se salió de control: "Tenía un vestido divino para ir a esta fiesta fantástica de Gary, un cantante cordobés".

"Me hizo muchas cosas así. Mi relación con él fue un capítulo aparte en mi vida". También yo era muy caprichosa. "Éramos bravos. Yo las cuento con mucho amor, me divertí". Me había llevado un vestido dorado soñado y esas cosas lo transformaban. "Muy celoso pero bueno qué me importaba, semejante bombón yo me bancaba todo", contestó ella sorprendiendo a todos con su incoherente respuesta.

Y continuó: "Entonces yo le mostraba 'mirá que hermoso este vestido' y él vino con una tijera y lo descosió, lo rompió todo". Menos mal que no era canje. Fue un garrón porque llegué a la fiesta con el jean con el que había ido en el avión y él divino, con un smoking. No lo podía creer, encima me hizo quedar para el 'tuje'.

Compartir