12 veces que Rafa Nadal demostró que es un deportista ejemplar

Compartir

Tras esto, solo quedaría por encontrar al niño de cinco años desaparecido, cuya madre falleció al ser arrastrada por la corriente, pudiendo salvar antes a su hija de siete años de edad.

De hecho, Toni Nadal aclara que cuando el tenista ofreció las instalaciones de su Academia para que pudiesen alojarse los afectados por las inundaciones se dio orden de que no se publicitase.

Las islas Baleares recibieron el año pasado a 13,8 millones de turistas extranjeros, principalmente de Alemania y Reino Unido, dos países con muchos residentes en Mallorca.

Una lesión que le obligó a renunciar a la gira asiática, que finaliza esta semana con la disputa del Masters 1000 de Shanghai.

Los datos que hackers robaron a 29 millones de usarios de Facebook
Finalmente, Facebook confió que en un millón de casos los hackers no lograron hacerse con ninguna información de las víctimas . Facebook habilitó este vínculo en el cual da más información sobre el ataque a los datos de sus usuarios .

Djokovic envió sus condolencias a los afectados.

La estrella del tenis Rafael Nadal, originario del pueblo vecino de Manacor, acudió a echar una mano durante "varias horas", indicaron a la AFP dos testigos Pedro Sánchez, vecino de Sant Llorenç, y José Daniel Capo, venido de los alrededores. Muy bien, amigo, por ayudar. "He estado en contacto con él y le he preguntado si puedo ayudar con algo", apuntó el tenista.

La zona afectada será visitada hoy viernes por los reyes de España, Felipe y Letizia, que tienen esa isla como destino habitual de sus vacaciones.

Horas después de que Barcelona sufriera un fortísimo aguacero, contabilizándose más de 100 litros por metro cuadrado en apenas una hora y provocando inundaciones en bajos o convirtiendo algunas calles en verdaderas riadas pocas veces vistas en la capital catalana, la tormenta se trasladó hacia la isla de Mallorca, descargando de manera particular en en Sant Llorenç, donde cayeron hasta 220 litros por metro cuadrado en seis horas, lo que desbordó todas las previsiones.

Compartir