Advierten sobre falta de recursos para excombatientes de FARC

Compartir

"Desafortunadamente, los trágicos asesinatos de líderes sociales continúan", dijo el enviado de la organización al país, Jean Arnault, en una comparecencia ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El Jefe de la Misión puso como ejemplo la difícil situación que vive el proceso de paz por el asesinato, este fin de semana, de Jaime Rivera, coordinador de un programa de reemplazo de cultivos de coca, y sus dos hijos en el municipio de Bolívar, departamento del Cauca.

"Que este líder estuviera promoviendo un programa patrocinado por el Gobierno y que es parte del Acuerdo de Paz ilustra la falta de vergüenza de los asesinos y la necesidad apremiante de movilizar a las instituciones del Estado para prevenir y procesar estos crímenes", aseguró. "Esperamos que el Congreso apruebe esa propuesta", dijo.

Según un informe de la Fundación Ideas para la Paz, en los ocho primeros meses de este año fueron asesinados en Colombia 93 líderes sociales, un fuerte aumento con respecto a años anteriores.

También preocupan a Naciones Unidas los asesinatos de excombatientes de las FARC, que ascienden ya a 74 desde la firma de la paz, afirmó Arnault.

Se prevé que el jefe de la misión de la ONU, haga su presentación del informe trimestral al Consejo de Seguridad y al secretario General del organismo, Antonio Guterres, sobre el avance de la Misión de verificación.

White woman calls 911 after spotting a black man babysitting white children
Concerned about the children's safety, he drove to his house, and when he arrived, so did the woman - and a police vehicle . Mango says the officer told her Lewis was questioned because he's a black man driving around with two white children .

Para Arnault, la reintegración económica de miles de exguerrilleros de las Farc es "un tema de grave preocupación" y en ese sentido consideró que es necesario vincular más este proceso al desarrollo local, empoderar a las autoridades territoriales y apelar al sector privado, universidades y a otros actores que quieran ayudar a que, en el largo plazo, todas esas personas que dejaron las armas puedan incorporarse plenamente a la vida civil.

"La incorporación social y económica de los desmovilizados constituye uno de los centros de gravedad de implementación del acuerdo final y el Gobierno es consciente de ello", reconoció.

"Los miembros del Consejo de Seguridad reafirmaron su compromiso de trabajar con Colombia bajo el nuevo gobierno, para así renovar el impulso detrás de la implementación del acuerdo de paz en pos de asegurar una paz perdurable", señaló la declaración.

Los quince países del Consejo de Seguridad, mientras, recalcaron también su disposición a que la ONU siga respaldando el proceso.

El pasado 13 de septiembre, el Consejo ya aprobó la continuidad por un año más de la misión de Naciones Unidas que se encarga de verificar el acuerdo.

Compartir