El bochornoso comportamiento de Sánchez y su mujer en plena recepción real

Compartir

Los reyes y sus hijas han sido muy aplaudidos a su llegada, al contrario que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha escuchado pitos y abucheos y gritos de "okupa".

Además, los Reyes han tenido que esperar varios minutos a los invitados en el Salón del Trono.

Una escena bochornosa que desde Moncloa han achacado a un fallo de protocolo de la propia casa del Rey (¡Qué se preparen el Rey y la Reina, que llegan Pedro Sánchez y su mujer a quitarles el puesto!).

Y Sánchez se va con cara un poco de circunstancias tras el error de protocolo cometido.

Senate deal that allows lawmakers leave DC to campaign
The deal is a significant victory for McConnell, who has made clearing a long list of President Donald Trump's nominees, especially judges, a top priority this year.

La intervención del protocolo de la Casa Real impidió que el presidente prosiguiera en esa nueva función. Numerosos usuarios se han hecho eco de la metedura de pata de Sánchez, el cual está viviendo una jornada aciaga para ser su primer 12 de octubre.

La situación ha sido de cierta confusión porque Sánchez y su esposa, nada más saludar a los Reyes, se han colocado a su lado, así que la presidenta del Congreso, Ana Pastor, los ha saludado también, antes de que un miembro del personal les dijera que tenían que seguir adelante. Fue Alfredo Pérez Rubalcaba, cuando era vicepresidente del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, quien recomendó al entonces diputado Sánchez que tejiera una red de contactos de políticos y empresarios más mayores que él. Tras el revuelo que desató la noticia, Zarzuela justificó entonces aquel saludo informal con que habían estudiado en el mismo instituto.

Convertido ya en presidente del Gobierno, Pedro Sánchez fue invitado este verano por los Reyes al tradicional despacho en el Palacio de Marivent, una tradición estival en la que el jefe del Ejecutivo despacha con el jefe del Estado antes de iniciar su descanso vacacional. Esa fue la primera vez que la Reina Letizia y la esposa del presidente posaron juntas ante los fotógrafos.

Esta edición aumenta en una decena el número de aeronaves con la participación por primera vez de Salvamento Marítimo y la Policía Nacional y prácticamente duplica los vehículos que desfilarán en el acto terrestre, pasando de los 82 de hace un año a más de 150. Este viernes, de hecho, la vicepresidenta Carmen Calvo aseguró que ya se está estudiando recurrir al Tribunal Constitucional.

Compartir