En San Salvador esperan hasta 40 mil feligreses, por canonización de Romero

Compartir

- Una capilla en honor al beato salvadoreño Óscar Arnulfo Romero, asesinado en El Salvador en 1980, fue inaugurada hoy dentro de la catedral de Los Ángeles, California, en vísperas de su canonización en el Vaticano.

En las afueras de la Catedral Metropolitana en el Centro Histórico de San Salvador se instaló la tarima donde el pueblo salvadoreño visualizará el evento religioso y cultural.

El papa Francisco canonizará el domingo al arzobispo salvadoreño Óscar Romero, emblema de una iglesia comprometida con los pobres y al papa italiano Pablo VI, el pontífice que condenó la píldora anticonceptiva.

El pasado jueves, decenas de activistas de derechos humanos, feligreses y familiares de desaparecidos durante la guerra civil se manifestaron en las calles de El Salvador, "en el marco de la alegría de la santificación" del "pastor mártir", pero también para recordarle a la Justicia y al Estado sus "deudas".

"El camino para llegar a ser santo estuvo lleno de dificultades".

Santander termina contratos con Transbank
De acuerdo a lo informado por La Tercera , actualmente la sociedad de apoyo al giro funciona como operador y adquirente . Visa estaría en proceso de realizar lo mismo.

Según la iglesia, Rivas recibió el milagro que elevará a los altares a Romero.

El milagro atribuido a Romero es la curación inexplicable de un cáncer irreversible de la señora Cecilia Maribel Flores, quien asistirá junto con su familia a la ceremonia en el Vaticano.

La Iglesia Católica salvadoreña ha informado que a la canonización han viajado unos 5 mil seguidores de Romero, quien fue un defensor de los derechos humanos en una época en la que imperaban dictaduras militares en esta nación centroamericana.

"En términos religiosos, en términos proféticos pastorales, martiriales; podemos decir que la canonización significa, reconoce el legado de Monseñor Romero, eso que se quiso ocultar, eso que se ha criticado tanto, que se descalificó tanto", dijo. En 1942 es ordenado sacerdote en Roma y en 1967 secretario de la Conferencia Episcopal de El Salvador.

Romero, beatificado en mayo de 2015 en una multitudinaria misa, se caracterizó por denunciar constantemente en sus homilías los ataques de los cuerpos de seguridad contra la población civil y otras violaciones a los derechos humanos. En 1980 es baleado por un francotirador.

Compartir