Donald Trump acepta la realidad del cambio climático

Compartir

"El huracán Michael llega inmediatamente después de una serie de súper tormentas: "Florence en las Carolinas, María en Puerto Rico, Harvey en Texas, reflexionó la periodista al preguntarle: "¿sigue pensando que el cambio climático es un engaño?". "No creo que sea una farsa. Pero no sé si está causado por el hombre", expuso.

El presidente Donald Trump se retractó de su afirmación de que el cambio climático es una farsa, pero dijo que no sabe si es que la causa de este fenómeno es el hombre y afirmó que el clima "cambiará de nuevo".

Reiteró que los científicos que hablan de cambio climático tienen una gran agenda política, ya que detrás de su posición existe una motivación de corte político.

Descartó que esté dispuesto a dar trillones y trillones de dólares para acciones en materia de cambio climático, pues se perderían millones y millones de empleos. No quiero perder millones y millones de trabajos ni quiero estar en desventaja (...) Pero bien podría revertirse.

Trump aseguró que no quiere ser él quien ponga en desventaja a Estados Unidos al momento de responder al cambio climático.

Organismos de socorro de Guatemala ya esperan caravana de migrantes hondureños
Los participantes de la caravana planean pernoctar en un centro comunitario de Ocotepeque antes de intentar cruzar hacia Guatemala este lunes.

Al menos desde 2012 Trump ha cuestionado el cambio climático, que sea obra humana e inclusive acusado que se trata de un invento de China para dañar la competitividad de las exportaciones estadounidenses.

Finalmente, el discurso del mandatario estadunidense está puesto sobre la mesa y aunque haya dado un paso atrás sobre sus "bromas" y teorías sobre la lucha contra el cambio climático, la prioridad de Trump continúa siendo la generación de ganancias ante una emergencia que camina y día a día parece alcanzarnos con las alteraciones sobre el clima, los huracanes, incendios forestales y hasta la desaparición de algunas especies.

"Hay consecuencias de entrar a un país, es decir nuestro país, ilegalmente", agregó.

Otro mandatario con el cual Trump dijo que tiene buena química es con el presidente chino Xi Jinping, aunque aceptó que "podría" imponer más sanciones a China, y dijo que la nación asiática quiere negociar.

También reconoció que no confía en todos en la Casa Blanca, donde usualmente se mantiene protegido y reiteró que Washington es un lugar cruel, donde se dan habladurías y ataques por la espalda, pese a lo cual se siente confortable ahí.

Compartir