Es lamentable que se subordine a la administración Trump — Venezuela responde Alemania

Compartir

Los Verdes se convierten no obstante en la segunda fuerza política del estado, con un 18 por ciento de los votos.

Según proyecciones coincidentes de las televisiones públicas ARD y ZDF, la CSU, partido hermanado a la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, obtendría un 37,3% de apoyo, diez puntos menos que en las regionales de 2013 y los peores resultados para la formación desde 1954.

En disputa por la tercera posición estarían, de acuerdo a esas proyecciones provisionales, los llamados Electores Libres -una escisión derechista de la CSU con fuerte arraigo a escala municipal en Baviera- y la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), en el 11,5 y el 10,6%, respectivamente.

Claro que hoy no es un día fácil para la CSU.

Trump says defense chief Mattis 'could be' leaving post
During her ABC interview , Melania Trump said that there are still players in the Trump administration she does not trust. Marine Corps general as "sort of a Democrat". "I think something's happening", Trump told Stahl regarding climate change.

El rostro inequívoco de la derrota lo ofreció, desde Berlín, la líder del SPD, Andrea Nahles, quien en una breve comparecencia reconoció la dramática derrota de su partido, que atribuyó a no haber sabido separar la elección bávara de la mala imagen de la gran coalición alemana.

Por su parte, para los populistas de la AfD se trata de "un muy buen resultado", según ha comentado satisfecho Alexander Gauland, copresidente de AfD, en declaraciones de las que se hace eco Europa Press.

De esta manera, los comicios bávaros pueden pasar factura al Gobierno de Merkel. A ellos se suman los numerosos alemanes que acuden en busca de trabajo y bienestar a la región, que tiene la tasa de desempleo más baja de Alemania (2,8 por ciento) y algunos de los salarios más altos del país. El Partido Liberal Demócrata (FDP, según sus siglas en inglés) también ha logrado entrar en el Parlamento con un 5,1 por ciento de los apoyos.

En cualquier caso, todos los analistas coinciden en que el resultado de estas elecciones en Baviera, que es el segundo estado más poblado de Alemania, es una expresión del descontento de la población con la política de Berlín, apenas un año después de las elecciones generales y siete meses después de que Merkel lograra formar gobierno con los socialdemócratas tras arduas negociaciones.

Compartir