Maduro celebra la canonización de monseñor Óscar Arnulfo Romero

Compartir

El papa Francisco proclamó ayer domingo nuevos santos al papa Pablo VI, cuyo pontificado fue de 1963 a 1978, y al arzobispo de San Salvador Óscar Arnulfo Romero en una multitudinaria ceremonia en la plaza de San Pedro Francisco utilizó, como es habitual la fórmula en latín para proclamar las nuevas santidades.

Sobre Juan Bautista Montini, Pablo VI, evocó su nacimiento en Concesio (Brescia) en 1897, su ordenación sacerdotal en 1929, su nombramiento como sustituto de la Secretaría de Estado del Vaticano en 1937 y destacó su interés por ayudar a los perseguidos en la Segunda Guerra Mundial, sobre todo los judíos.

Brenes, además de pedir a Romero su intercesión por el cese del conflicto en Nicaragua, agradeció al papa Francisco su canonización y la concesión de "esa gracia y ese don", porque el beato "es un punto de referencia en nuestras vidas, un punto de referencia muy cercano". El Papa ha resaltado que fue "profeta de una Iglesia extrovertida que mira a los lejanos y cuida de los pobres".

"El motivo de la canonización del obispo y santo Óscar Arnulfo Romero, pastor insignia del continente americano, me permite tener un encuentro con todos ustedes que han venido a Roma para venerar y al mismo tiempo para manifestar su adhesión y cercanía con el sucesor de Pedro", dijo el pontífice a los miles de salvadoreños congregados.

Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 mientras oficiaba misa en la capilla del hospital de la Divina Providencia en San Salvador.

Diseño deportivo, monitorización física y dos semanas de autonomía — Huawei Watch GT
Para cargar el reloj, se utiliza una base de carga magnética capaz de rellenar la batería del Huawei Watch GT en menos de 2 horas. Por el momento, precio y disponibilidad del Huawei Watch GT no se han hecho oficiales.

A los fieles llegados desde El Salvador, Francisco les dijo que "el mensaje de san Óscar Romero va dirigido a todos sin excepción". Entre los invitados especiales estaba la reina madre de España Sofía, pues fue elevada a los altares Nazaria de Santa Teresa de Marcha, nacida en Madrid que vivió muchos años en Mexico y Bolivia, y murió en 1943 en Buenos Aires.

Cientos de seguidores observaron la ceremonia de canonización a través de pantallas gigantes colocadas en la plaza frente a la Catedral de San Salvador, donde Romero pronunció sus homilías.

Se le considera el primer Papa viajero, siendo el primero en ir a Tierra Santa e iniciar el diálogo con otras religiones. Algunos de los responsables de su asesinato murieron sin haber sido juzgados, y muchos otros siguen vivos, como vivas siguen las estructuras detrás de la cual se siguen ocultando quienes propiciaron su muerte, y celebraron con champán su asesinato.

"Todos estos santos, en diferentes contextos, han traducido con la vida la Palabra de hoy, sin tibieza, sin cálculos, con el ardor de arriesgar y de dejar". "Es un santo que encarna todo lo que el Concilio Vaticano II nos enseñó y eso tiene un precio, el martirio", explicó Rosa Chávez. Añadió que Romero dio su vida y su seguridad física "para estar cerca de los pobres y su pueblo".

Francis fue profundamente influenciado por Paulo VI, quien fue el papa de sus años de formación como joven sacerdote en Argentina y contribuyó a dar lugar a la "opción preferencial por los pobres" de la iglesia latinoamericana.

Compartir