Pompeo viaja a Arabia Saudí por la desaparición de Khashoggi

Compartir

La participación de "asesinos solitarios" les permitiría al rey Salman y a su heredero, el príncipe Mohammed bin Salman -conocido por sus iniciales, "MBS", cultor de un aura reformista y muy cercano al yerno del mandatario norteamericano, Jared Kushner-, despegarse del hecho.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, afirmó este martes que durante el registro en el consulado saudí de Estambul para investigar el caso del periodista desaparecido Jamal Khashoggi, la policía turca investiga "tóxicos" y "cosas que se eliminaron pintando encima" de las paredes.

Los medios aseveran que el Gobierno emitirá un informe en el que afirmarán que planeaban interrogar al periodista y llevárselo a Arabia Saudita, pero los agentes lo asesinaron sin contar con la aprobación del Gobierno.

Junto con colegas saudíes, investigadores turcos registraron durante nueve horas el consulado y, según medios turcos, también se llevaron muestras del jardín de la legación.

Fuentes turcas dijeron a Reuters que la evaluación inicial de la policía fue que Khashoggi fue asesinado dentro del consulado.

Trump comentó en Twitter que "enviará de inmediato" al secretario de Estado, Michael Pompeo, para reunirse con el rey Salman a fin de obtener más información sobre Khashoggi, ciudadano saudí y residente de EE.UU. quien criticó al gobierno de su país natal en el Washington Post.

Sismo de 5,5 sacude Perú y causa pánico en la población
En la ciudad de Pucallpa, al noroeste, se sintieron dos fuertes impactos, según publicaciones en Twitter de varios residentes. El sismo se sintió con gran fuerza pero no causó daños materiales ni víctimas, reportó el canal N de televisión local.

El presidente Trump especuló con que los asesinos podrían haber actuado por libre, lo que concedería un argumento de defensa a Riad, que ha negado tajantemente tener conocimiento sobre el paradero de Khashoggi. Arabia Saudí las calificó de "mentiras" y acusaciones "sin fundamentos". "Riad tendrá que proporcionar alguna explicación para la desaparición del periodista, pero de una forma que distancie al liderazgo de cualquier afirmación de que la decisión de asesinar a un destacado periodista se tomó en las altas esferas".

"Vamos a llegar hasta el final y va a haber un fuerte castigo", prometió, al recordar que el caso es "especialmente" preocupante por que Khashoggi "era un periodista". Sin embargo, un funcionario de inteligencia saudí "trágicamente incompetente" frustró ese plan.

De acuerdo con el periódico, ese funcionario al que se culpará del asesinato del periodista es un amigo del príncipe heredero saudí.

El pasado miércoles los medios revelaron que las grabaciones de las cámaras de seguridad de la propia sede diplomática habían sido eliminadas y que al personal turco le exigieron tomarse vacaciones el día en que el periodista saudita Jamal Khashoggi había accedido al edificio con cita previa para reclamar sus papeles de divorcio.

Los periodistas de The Associated Press Jill Colvin y Matthew Pennington en Washington contribuyeron a este despacho.

Compartir