"Bohemian Rhapsody", la película de Queen tuvo un fuerte arranque

Compartir

Pero es en 1975 cuando el sencillo "Bohemian Rhapsody" los coloca en el primer plano de la escena musical internacional y a partir de allí su carrera fue imparable.

El camino a la gloria y los éxitos que inmortalizaron a Queen y a Freddie Mercury, su mítico líder, como uno de los máximos íconos de la música británica son el eje del filme Bohemian Rhapsody: La Historia, que tras una década de producción llega por fin a las salas de cine de México y el mundo.

Una lástima que Peter Morgan y Anthony McCarten hayan apostado por una estructura tradicional para el libreto.

"Bohemian Rhapsody" es la biografía autorizada por Bryan May y Roger Taylor sobre la creación, el apogeo y la crisis de Queen, banda que nació casi por casualidad en 1970 por la irreverencia de un tal Farrok Bulsara, quien se unió a una agrupación que penaba por escenarios alternativos con el nombre de Smile. Esto es fundamental porque, aunque es indiscutible que el trabajo interpretativo de Rami Malek es fabuloso, no es menos cierto que Ben Hardy, Gwilym Lee y Joseph Mazzello no podrían interpretar mejor a Roger Taylor, Brian May y John Deacon.

Lo que más se agradece de este filme es su ausencia de morbo. Lo que comienza como un problema se acaba convirtiendo en una lección de vida.

San Martín ganó en la Ciudadela y confirma la remontada
El segundo llegó a los 41, a través de García, quien remató un tiro libre para sellar el resultado 2 a 0 . Después de protestas y tarjetas amarillas, el arquero Ardente le sacó el disparo a Bieler .

La película es elegante, visualmente impecable y técnicamente notable, sobre todo por su capacidad para recrear conciertos masivos y situaciones íntimas sin que en ningún instante se produzca un desequilibrio entre la espectacularidad y la necesaria intimidad que suponía la vida oculta del genial vocalista de Queen.

"Bohemian Rhapsody" emociona de verdad porque lo narrado marca la historia.

Sin duda, uno de los grandes aciertos de la cinta es la caracterización de todos los integrantes de la banda; el parecido físico conseguido es impresionante, y la actuación de Rami Malek como Mercury es bastante exacta mímicamente, y aunque sí criticamos el que no le hayan oscurecido los ojos al actor y que en ocasiones exagera en los movimientos de labios que Mercury hacía por culpa de sus enormes incisivos, la verdad es que se nota que se metió en la piel y -más importante- en el corazón de Freddie. Si a priori aceptamos la propuesta cinematográfica, será una inolvidable película.

Ese fenómeno en buena medida se explica por el carisma de su cantante, Freddy Mercury, un tipo nacido en Tanzania de padres indios que desafió estereotipos y fracturó muchas de las convenciones del Reino Unido, el lugar en el que puso en marcha su personal revolución.

Compartir