Clinton urge a votar contra 'radicalismo'

Compartir

Desde que Donald Trump superó a Hillary Clinton en 2016, cuatro cadenas tv y ocho universidades nacionales confiaron que el 45 mandatario no sería capaz de mantenerse los cuatro años de su mandato, a lo cual el hijo de Frederick Trump, quien murió 1999 de Alzheimer, así respondió en junio 2017 "mi GOP ganará las elecciones intermedias y su Presidente buscará la reelección en 2020".

Hillary Clinton, ex candidata presidencial por el partido demócrata, exhortó a los estadounidenses a votar en las elecciones legislativas en contra del radicalismo, la intolerancia y la corrupción que, a su juicio, es parte de la actualidad.

"En los últimos dos años, hemos visto cómo este gobierno ha atacado y socavado nuestros valores e instituciones democráticas. Hoy, decimos basta", afirmó.

"Votaremos por candidatos fantásticos de todo el país- incluido un número histórico de mujeres- que quieren subir los salarios, luchar por la justicia y ayudar a más gente tener acceso a servicios de salud", añadió.

"No se trata solo de votar contra el radicalismo, la intolerancia y la corrupción", declaró quien también fuera ex secretaria de Estado entre los años 2009 y 2013, bajo la presidencia de Barack Obama.

Dallas Cowboys: 3 Big takeaways from loss vs
The 25-year-old Titans safety then ran to midfield and posed on the Cowboys' star logo. Garrett revealed a possible crack Tuesday.

Los votantes de los 50 estados de EEUU elegirán el control tanto del Senado de EE.UU. como de la Cámara de Representantes, así como de los funcionarios estatales y locales.

Los últimos sondeos presentan una visión favorable para los demócratas en la Cámara de Representantes, en ella solo necesitan ganar 23 escaños para recuperar la mayoría, la cual han ostentado los republicanos desde 2011.

En estos momentos los republicanos tienen una mayoría de 51 a 49 escaños en la Cámara alta, y los sondeos apuntan a que se mantendría.

Además de las legislativas, los ciudadanos de 36 estados están llamados a elegir a sus gobernadores, en unos comicios que son interpretados como un examen a la gestión de Trump.

Compartir