Los demócratas arrebatan la Cámara Baja a los republicanos en EEUU

Compartir

Con el cierre de las primeras mesas de votación en diferentes Estados todo apunta que los republicanos lograrían la mayoría de legisladores tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, en las elecciones de medio término, realizadas este martes en Estados Unidos, las cuales se constituyen en un plebiscito sobre la figura del presidente Donald Trump. Horas antes en un tuit el presidente había escrito: "Si los demócratas creen que van a malgastar el Dinero de los Contribuyentes investigándonos a nosotros a nivel de la Cámara De Representantes, pues nos veremos obligados igualmente a considerar investigarlos a ellos por todas las filtraciones de Información Clasificada y muchos otros temas, al nivel del Senado".

Los republicanos "superaron dramáticamente todos los precedentes históricos", dijo el Mandatario al señalar que está satisfecho "con la mayoría" de su gabinete, indicio de que podría anunciar cambios pronto.

A partir de ahora, las iniciativas de la Casa Blanca no sólo deberán superar el escrutinio del Poder Judicial, que desde 2017 ha sido el principal órgano de control sobre el Ejecutivo de Trump, sino que además se toparán con una Cámara Baja regida por una mayoría demócrata.

"Aquellos que trabajaron conmigo en estas increíble elección de medio mandato, abrazando ciertas políticas y principios, lo hicieron muy bien.¡Los que no lo hicieron, que digan adiós!", afirmó Donald Trump en diversos mensajes de la red social Twitter.

Tras perder el control de ambas cámaras del Congreso en 2006, el entonces presidente George W. Bush admitió que habían "vapuleado" a su partido; mientras que Barack Obama resumió el resultado de las legislativas de 2010 como "una paliza", después de que los republicanos le arrebataran el dominio en la Cámara Baja.

"Ayer tuvimos una Gran Victoria, ¡a pesar de la presión de la Prensa Hostil!", añadió.

Pelosi, en una conferencia de prensa en el Capitolio, aseguró que los demócratas estaban dispuestos a trabajar con Trump en la medida de lo posible.

Seguramente los demócratas, que fueron objeto de ataques extremos por parte de Trump durante la campaña, aprovecharán la oportunidad para devolver los golpes.

Evgeni Malkin of Pittsburgh Penguins won't face more discipline
After the 2-1 setback at Capital One Arena, the Penguins fumed about their unfortunate luck and Evgeni Malkin's ejection. Oshie would return to the game, and he scored the winning goal for the Capitals with 1:14 left in regulation.

"Un tremendo éxito esta noche. Ahora, podemos volver a ponernos a trabajar para hacer las cosas", escribió.

Nancy Pelosi será la nueva presidenta de la Cámara Baja.

Los demócratas ya han prometido que en el próximo Congreso investigarán la respuesta que dio la Casa Blanca a la emergencia que generó el huracán María.

"Quizás haya una ola, pero no creo que haya una oleada azul", dijo a reporteros, resaltando algunas victorias republicanas tempranas.

La Casa Blanca ha estado haciendo hincapié sobre las aciagas perspectivas históricas que enfrentaba: en las tres últimas décadas, 2002 fue la única elección de mitad de legislatura en la que el partido que gobernaba logró más bancas en el Senado. Y solo en dos ocasiones en los últimos 80 años, el partido del presidente logró nuevos escaños en la Cámara en estos comicios.

Los republicanas controlan el Senado, lo que significa que Trump aún puede avanzar en asuntos sensibles como la confirmación de jueces ultraconservadores. Eso seguramente pesó en millones de independientes o republicanos moderados que repudian el estilo presidencial, pero que están de acuerdo con la marcha de la economía y ven florecer sus bolsillos.

Estados Unidos eligió a 95 mujeres para la Cámara de Representantes y al menos 13 para el Senado, lo que lleva la representación femenina al récord del 22 por ciento, que supone una subida de dos puntos porcentuales respecto a su presencia actual.

Compartir