La policía australiana considera un "acto terrorista" el apuñalamiento de Melbourne

Compartir

Dos personas personas han muerto y otra se encuentran hospitalizadas después de que un hombre las apuñalara en una concurrida calle de la ciudad australiana de Melbourne, según fuentes policiales.

El sospechoso, que fue capturado por la policía y murió estando detenido, era "conocido" por los servicios de seguridad y viajaba en un vehículo 4x4 lleno de bombonas de gas, agregó.

El Daesh asumió la autoría del ataque a través de la agencia Amaq, afín al grupo yihadista, y aseguró que el autor de los apuñalamientos era uno de sus combatientes. "Es alguien que en consecuencia es conocido por la policía de Victoria y las autoridades federales de inteligencia", explicó el responsable policial.

La Policía tuvo que disparar al hombre para evitar que hiriera a más personas.

El hecho ocurrió en la esquina de Swanston Street con Bourke Street, una calle comercial cercana al parlamento estatal de Victoria, cuando la policía se acercó por la presencia de una camioneta en llamasque había chocado alrededor de las 16,30 hora local (2.30 de la madrugada argentina).

Los investigadores habían declarado en un primer momento que el hombre no tenía vinculos con el terrorismo.

13 people dead in California bar shooting, including deputy and gunman
The man who shot and killed 12 people in Thousand Oaks, California , was identified on Monday as Ian David Long. One officer said it had been "quite some time" since there was a shooting of any kind in Thousand Oaks.

"El agresor arremetió con el cuchillo contra varios peatones, uno de los cuales murió en el lugar", informó Clayton, sin dar las identidades de las víctimas ni aclarar el estado de los heridos.

Imágenes difundidas en las redes sociales muestran el vehículo en llamas desplazándose lentamente hacia la vereda, así como las agresiones de un hombre alto vestido de pantalón blanco y túnica negra mientras la Policía intenta reprimirlo.

Otro testigo explicó a la cadena ABC que salió corriendo de uno de los locales comerciales en el que trabaja después de oír lo que parecía un disparo y se encontró a uno de los heridos.

Simultáneamente, los testigos que se encontraban en el lugar gritaron a los uniformados que algunos transeúntes habían sido apuñalados.

El lugar del incidente ha sido acordonado por la unidad antiexplosivos para asegurar el área comercial de la calle Bourke, una de las más transitadas de Australia y que ha sido cerrada de forma indefinida.

La calle Bourke ya fue escenario el 20 de enero de 2017 de un atropello deliberado en el que murieron seis personas, entre ellas un bebé y una niña de diez años, perpetrado supuestamente por Dimitrious Gargasoulas, de 28 años.

Compartir