Primera ecuatoriana elegida al Congreso de EEUU

Compartir

En el 2016 Donald Trump perdió en este distrito por más de 14 puntos porcentuales frente a Hillary Clinton y en el 2012 los votantes respaldaron la reelección de Barack Obama.

Mucarsel-Powell nació en Guayaquil y desde el 86 vive en Estados Unidos.

La ecuatoriana Debbie Mucarsel-Powell (D) gana escaño al congreso por el distrito 26 del estado de la Florida.

La cerrada batalla entre Curbelo y Mucarsel-Powell no estuvo libre de polémica, a pesar de que no coincidieron en ninguno de los debates organizados por las cadenas de televisión hispanas del sur de la Florida.

La ahora congresista usa el apellido de su esposo Robert Powell, pero conserva el de su padre, Guido Mucarsel Yunes, un empresario que murió abaleado en Urdesa Norte en octubre de 1995, cuando ella tenía 24 años. “Debbie recuerda claramente el apartamento de una habitación en el que vivían, mientras que su madre trabajaba turnos dobles”, prosigue la descripción, mostrando la difícil situación que le tocó afrontar cuando arribó al país. Ha trabajó en la Universidad Internacional de la Florida (FIU por sus siglas en inglés) por 14 años y ahí fue Decana Adjunta de la Escuela de Enfermería y Ciencias de la Salud.

‘Grave concern’ MPs demand Mike Pompeo BLOCK Tommy Robinson visit
Robinson was freed from prison in August after three leading judges quashed a contempt of court finding made at Leeds Crown Court. But Mr Robinson, whose real name is Stephen Yaxley-Lennon, said: " They just don't like my opinion and want to silence me ".

Mucarsel-Powell se enfrentó a Carlos Curbelo, que se mantenía en este escaño desde 2014.

Con la derrota de Curbelo, y de María Elvira Salazar, solo queda un representante por Florida en la cámara baja que es de origen cubano, Mario Díaz-Balart, y el poder del grupo de presión encabezado por el senador Marco Rubio se verá así reducido.

Según la plataforma, Mucarsel-Powell defiende el derecho al aborto, apuesta por combatir el cambio climático y apoya el Obamacare.

Con casi la totalidad de los datos escrutados en las elecciones de medio término en la Florida, la noche parece ser eterna para los cubanoamericanos republicanos que perdieron el control de los importantes distritos 26 y 27 del sur del estado.

Compartir