Terrorista islámico incendia camioneta y apuñala a 3 personas en Australia

Compartir

Una persona ha muerto y otras dos se encuentran hospitalizadas después de que un hombre las apuñalara en una concurrida calle de la ciudad australiana de Melbourne, han informado este viernes fuentes policiales. Para que el resultado del acto terrorista no fuera mayor, la policía tuvo que detener al responsable con un disparo en el pecho, el cual provocó su muerte en el hospital al que fue trasladado.

La Policía ha pedido la colaboración ciudadana para recabar información sobre el suceso, aunque ha descartado ya que en él hubiesen participado varias personas.

Según testigos, el hombre se puso a atacar a los transeúntes cerca del vehículo que había conducido hasta el centro de Melbourne y que estaba en llamas. Las otras víctimas fueron trasladadas al hospital, donde se encuentran con pronóstico reservado.

El hombre, de gran estatura y vestido con una túnica negra, hacía grandes gestos con los brazos tratando de dar puñaladas frente a su vehículo en llamas. Se sabe muy poco de él, salvo que llegó del país africano en la década de los noventa y que la policía mantenía vigilados a algunos de sus familiares por "actividades relacionadas con el terrorismo", aunque el individuo en concreto no estaba bajo vigilancia.

El Estado Islámico asumió la autoría del ataque.

Chris Ashton to make rare start for England
The All Blacks will again be captained by No 8 Kieran Read, with Beauden Barrett looking to pull the strings at fly-half. Owen Farrell co-captains the team alongside Dylan Hartley and needs only one more point to reach 700 for England .

Según una fuente de seguridad a Amaq, cuya autenticidad no pudo ser verificada y difundida a través de Telegram, la organización terrorista asegura que el autor de la operación del choque y apuñalamiento en Melbourne es "uno de los combatientes del Estado Islámico".

Todo ocurrió en el barrio de negocios de Melbourne en torno a las 16:20 locales, cuando la gente empezaba a abandonar el trabajo para el fin de semana.

La policía pidió a la población que evitara el sector, aunque precisó que no buscaba a otros sospechosos.

El lugar del incidente quedó acordonado por los artificieros para asegurar el área comercial de la calle Bourke, una de las más transitadas de Australia, que permanecerá cerrada hasta mañana si bien la Policía considera que no hay nadie más implicado en el caso.

Compartir