Banco de Inglaterra no liberó el oro venezolano

Compartir

Venezuela "seguirá produciendo, vendiendo y obteniendo importantes ganancias del oro para la salud, para el educación, para la felicidad del pueblo", afirmó.

- El presidente Nicolás Maduro rechazó este viernes las sanciones contra la explotación de oro de Venezuela impuestas por la administración del Gobierno de los Estados Unidos.

"¿Que vamos a hacer? ¿Obedecer la prohibición del imperio?"

Además, destacó el inicio de la cosecha de 40 hectáreas de maíz blanco en la Victoria, estado Aragua, sembrado por jóvenes integrantes de la Gran Misión Chamba Juvenil, en el marco del Plan Productivo Vuelta al Campo.

Las ventas de Destiny 2 no han llegado a los mínimos esperados
Como era de esperarse, Activision , publisher que se ha encargado de financiar el millonario desarrollo de la franquicia de Bungie, no se encuentra nada contento con el desempeño comercial de estos juegos.

El Banco de Inglaterra se negó a liberar las barras de oro que que el Gobierno venezolano tiene en esa institución, y que recientemente había reclamado, pues las autoridades inglesas aseguran que "no confían en el uso que el régimen de Nicolás Maduro le dará", publicó Diario de las Américas, citando al periódico británico The Times. "¡Fin de mundo! pretender perseguir el oro que un país produce, porque no han podido con Venezuela, ni podrán", aseveró.

También aseguró que Venezuela jamás acatará órdenes del imperio norteamericano, "y venderá oro y lo seguirá haciendo (...) no somos magnates de nadie, trabajamos por el pueblo".

Especialistas dijeron que el Gobierno está enviando parte de su producción oro a países como Turquía y la India, para evadir controles para certificar el oro refinado.

Los informes sobre el intento de Maduro de repatriar el oro siguen la decisión del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de introducir una nueva ronda de sanciones contra Venezuela, las cuales prohíbe a los ciudadanos de los estadounidenses hacer tratos con cualquier persona involucrada en las ventas de oro "corruptas o engañosas" de Venezuela.

Compartir