¿Cómo queda América de Trump después de la victoria de los demócratas?

Compartir

La motivación detrás de la alta participación sin duda se relacionó con el mismo Presidente Trump, cuyos seguidores y opositores salieron para apoyar o castigar al partido republicano.

Los líderes republicanos se negaron a hacer un esfuerzo concertado para obtener fondos para el muro fronterizo antes de las elecciones de mitad del período, temiendo que esto podría llevar a un posible cierre del gobierno que perjudicaría a los republicanos, indicó el medio.

El presidente Donald Trump achacó el lunes el descenso en los mercados financieros a la posibilidad de que los demócratas inicien varias investigaciones en su contra, tras lograr la mayoría en la Cámara de Representantes.

"Eso obviamente se hará con algún tipo de discusión bipartidista", agregó.

Según el periódico, el objetivo de los demócratas ahora es minar la gobernabilidad de Trump, con la perspectiva puesta en la campaña presidencial del 2020, en la que el actual mandatario aspira a la reelección. El segundo estado más grande del país, como dijimos en líneas anteriores, el aspirante demócrata al Senado, Beto O'Rourke, consiguió montar una competencia seria al republicano Ted Cruz, hace unos años esto hubiera sido impensable. De hecho, en los tres estados que le dieron la victoria a Trump en 2016 con 80 mil votos, Wisconsin, Michigan y Pennsylvania, los gobernadores electos y reelectos son demócratas. Los republicanos perdieron 27 escaños, equivalentes al número que ganaron los demócratas (ahora con 222 en la Cámara Baja) pero compensaron la pérdida al ganar dos asientos del senado con los que el Partido de Trump sumó 51 asientos frente a 46 de los demócratas.

ANTONIO MOHAMED: Despedido del Celta de Vigo
Una decisión que ha sorprendido por el momento en que llega aunque no tanto por la trayectoria, errática, del 'Turco' Mohamed . " Antonio Mohamed y su cuerpo técnico no seguirán en el RC Celta una vez acordada su desvinculación de la entidad céltica ".

Los resultados de esas elecciones, sin embargo, no pueden verse enteramente como una victoria para los demócratas ni como una derrota para la fuerza roja, por tratarse de un proceso que tuvo desenlaces positivos y negativos para ambas partes, como otro reflejo de la creciente división de la sociedad estadounidense bajo la administración Trump. Las mujeres están más movilizadas, y en su mayoría, en contra de Trump.

El martes pasado las urnas abrieron en los Estados Unidos para renovar un tercio del Senado (35 de 100 lugares), la totalidad de su Cámara de Representantes (los 435 lugares) conocida como el House y 36 de 50 gubernaturas estatales. No se materializó el sueño demócrata de una "ola azul", una especie de contrarrevolución demócrata contra el fenómeno de Trump.

La hegemonía republicana de Florida, que por décadas fue la máquina política más poderosa de los latinos en Estados Unidos, quedó abollada. Clinton y Obama lograron la aprobación de varios acuerdos de esta índole, pero en ambos casos disponían de una mayoría de su propio partido en por lo menos la Cámara baja, que es siempre la más complicada. Esa advertencia se produjo después de que las acciones cayeron tras informes de que la administración seguiría adelante con aranceles adicionales contra China a principios de diciembre si Trump no lograba avances en la resolución de su disputa comercial durante una reunión con el presidente chino, Xi Jinping. Entre los parlamentarios demócratas habrá más diversidad racial, más mujeres y más jóvenes; los republicanos serán más hombres blancos y mayores.

Y Donald Trump deberá tomar nota cuando busque su reelección. Hasta ahora, ha visto como AMLO, ofreció trato humanitario a migrantes hondureños ante las amenazas y señalamiento contrarios de Trump.

Quizás por eso en una conferencia de prensa ofrecida al día siguiente de los comicios el mandatario apeló a un tono más conciliador que el habitual y sostuvo que el nuevo Congreso, que se instalará en enero próximo, podría dar lugar a 'una bonita situación bipartidista'. Estaremos atentos a las medidas que emprenderá AMLO para contrarrestar el tema.

Compartir