Último deseo de niño con enfermedad terminal, conmueve en redes

Compartir

Una emocionante historia se produjo la semana pasada en Estados Unidos, cuando un pequeño de 12 años con una grave enfermedad pidió un último deseo.

Durante los últimos seis años el niño luchó contra el mortal padecimiento recibiendo cuidado paliativos en su hogar, pese a que en un primer momento los médicos sólo dieron no más de dos meses de vida.

A pesar de varias rondas de tratamiento agresivo, en mayo se descubrió que el cáncer se había diseminado a Su cráneo, hombro izquierdo, parte inferior de su columna vertebral, pelvis e hígado.

Tristemente, no pudo vencer la enfermedad.

Cuando quedó claro que Keith moriría, luego de numerosas sesiones de quimioterapia que no tuvieron éxito al erradicar la enfermedad, su madre y la familia decidió cumplirle todos sus deseos y hacerle pasar tantos buenos momentos como les fuera posible.

Rooney excited for 'great moment' in England farewell
I'm not asking people to agree with it, but it is important that there is money raised for the Wayne Rooney Foundation", he added. The DC United striker is part of the England squad that will face the United States on Thursday in the friendly.

Las personas más cercanas al niño, adelantaron las fiestas navideñas a octubre para celebrar juntos y el pasado 7 de noviembre, prepararon una ceremonia casera para que el pequeño pudiera acompañar a su madre hasta el "altar".

Dijo: "'Bueno, mamá, me gustaría acompañarte por el pasillo antes de morir'", contó al medio Taylore Woodard, la madre de Keith. Describió la boda como "el día más desgarrador y emotivo de su vida". "Mi hijo quería llevarme al altar y consideramos un honor cumplir su último deseo", señaló.

Sentado en su silla de ruedas, Keith acompañó a su madre al altar, donde le estaba esperando su prometido Adam.

El 12 de noviembre, tres días después de la boda, Keith falleció. "Un pedazo de mí se fue para siempre", escribió Taylore.

Fue en esta red social donde informó de la muerte del pequeño, escribiendo que "hoy Keith recibió sus alas de ángel y ahora está en el cielo en paz junto a Dios". ¡Mamá ya te extraña mucho, bebé! ¡No sé cómo va a vivir mamá sin ti!

Compartir