Muere una manifestante en las protestas de los ´chalecos amarillos´ en Francia

Compartir

Sábado complicado en Francia. El movimiento, que se ha bautizado con el nombre de "chalecos amarillos", ha hecho cortes de carreteras por todo el país. 124.000 personas se han participado en unas 2.000 concentraciones, según en el balance realizado por el ministro de Interior, Christophe Castaner a mediodía. Las manifestaciones se llevan a cabo siguiendo el estilo de los CDR de cortar comunicaciones, aunque en Francia esto no ha provocado ningún altercado especial.

En la localidad de Pont-de-Beauvoisin, en Saboya (este), la conductora, que llevaba a su hija al médico, sintió pánico cuando, en uno de los múltiples puntos de la protesta, los manifestantes empezaron a golpear su coche.

La mujer, que estaba bajo una fuerte conmoción, fue arrestada por la Policía.

Los "chalecos amarillos" -en referencia a las prendas fosforescentes que debe utilizar todo automovilista en caso de incidente en Francia para tener una mayor visibilidad- protestan contra el alza del precio de los carburantes, un impuesto ecológico, pero también contra la política "injusta" del gobierno, que limitaría, según ellos, el poder de adquisición.

A pesar de haber anunciado que se aplicará un plan de ayudas de unos 500 millones de euros para renovar el parque móvil francés, las protestas no se han detenido.

Policías o militares han sido arrestados por drogas
Sostuvo que esta lucha es peligrosa y muy arriesgada porque se desmantelan redes y carteles del narcotráfico . Por este caso fueron privados de libertad dos hombres, uno de ellos militar retirado.

Algunas de las principales vías afectadas están en el norte del país: la nacional 1338 entre el puente Flaubert en Rouen, la nacional 814 de Caen, la nacional 136 en Rennes, la autopista 77 en Bonny/Loire, la nacional 165 en Vannes, la autopista 84 en Guilberville y la autopista 11 en Angers.

Muchos de los "chalecos amarillos" ("gilets jaunes") viven zonas urbanas alejadas de las grandes aglomeraciones francesas y aseguran que el coche es su único medio de transporte.

La iniciativa popular, bautizada como la "protesta de los chalecos amarillos", inquietó al gobierno del presidente Emmanuel Macron, quien atraviesa por su momento más bajo de popularidad desde que comenzó su gobierno en mayo del año pasado. También fueron bloqueadas algunas estaciones de servicio y acceso de peajes en autopistas.

"Defiendo evidentemente el derecho a manifestarse de todas las formas, pero defiendo aún más vehementemente el derecho de las personas, que han sido insultadas o agredidas, su derecho a circular", dijo Castaner, quien recordó que la mayoría de los heridos se produjeron en protestas no declaradas a las autoridades.

Compartir